Por Kenia Benedetti

A dos días del alta médica, la querida ex bailarina y actriz Camila Perissé volvió a ser internada de urgencia en la clínica Pergamino por un cuadro severo de disfunción generalizada de varios órganos.

Su pareja, Julio «El Chino» Fernández, desesperado por el dramático deterioro de la salud de la artista, cuyo peso apenas llega a los 42 kilos, pidió auxilio económico: «Anoche (por el miércoles) se descompensó, pasó una mala noche y hoy la internamos otra vez y se va a quedar acá por ahora. Se le desplazó la cadera, ya no camina y está mucho más flaca que en las últimas semanas».

Perissé, de 66 años, tuvo una importante carrera artística en teatro, cine y televisión. Vivió un tiempo en el exterior pero luego regresó a la Argentina y en los últimos años se instaló en la localidad de Mariano Benítez, a 30 kilómetros de Pergamino, con su actual pareja.

El relato del deterioro de la salud de Perissé data desde hace dos años y se encuentra en un estado vulnerable: «Entró por un cuadro de gastritis y dolores cervicales. La memoria por momentos va y viene. Pedí que la atendiera un gastroenterólogo y una psiquiatra porque hay una medicación que toma y le hace muy mal.

Después de la operación de cadera empezó a tener un deterioro cognitivo, de a poco. Después tuvo neumonía y Covid y todo se agravó. Hoy todavía no tenemos diagnóstico porque nunca apareció una psiquiatra».