Un joven de 30 años fue asesinado a balazos y machetazos durante una pelea, en la ciudad santafesina de Santa Tomé, tras lo cual fue detenido un adolescente de 16 años. El hecho ocurrió en la intersección de Obispo Gelabert y Pasaje Mántaras, en el barrio Monseñor Zaspe de esa ciudad, vecina a la capital provincial.

La víctima, identificada como José Ojeda, participó allí de una reunión en una vivienda próxima y, al comprobar que le habían robado la billetera, tomó un arma y regresó al lugar.

Entonces, se produjo una pelea con los otros jóvenes en la que recibió un tiro en la cabeza, otros dos en la axila izquierda y varios machetazos en el rostro que le produjeron la muerte en forma instantánea.

Fuentes de la investigación señalaron que por el homicidio fue detenido un chico de 16 años, cuando se escapaba en un remis junto a los otras personas. Además, al lado del cuerpo de Ojeda, se encontró un revólver calibre 22 cargado con todas las balas.

Las actuaciones sumariales se encuentran a cargo de la comisaría 12a. de la localidad, con intervención del Ministerio Público de la Acusación de los Tribunales provinciales de Santa Fe.