Por Alejo Pombo

Una nueva base operativa de control y fiscalización de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) fue inaugurada en el predio de Tecnópolis, con la presencia del ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, y su par de Cultura, Tristán Bauer.

También asistió al acto, en la Avenida de los Constituyentes 1900, en la localidad bonaerense de Villa Martelli, el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

«El trabajo de la Agencia no es solo el control, sino también la educación vial, para que sea una parte central, porque habla de la vida y del cuidado de nosotros y del prójimo. Los argentinos tenemos un desafío que es la Ley de Alcohol Cero, que es un debate que no podemos postergar. Desde el Ministerio de Transporte vamos a acompañar esta iniciativa, para que en Argentina haya una Ley de Alcohol Cero», subrayó Guerrera.

La base de Tecnópolis se creó con el fin de reducir el número de accidentes de tránsito y generar conciencia en los conductores sobre un manejo responsable que permita generar un cambio en la cultura vial de la Argentina.

De esta manera, «se permitirá tener mayor presencia y cobertura en distintos puntos estratégicos, como es el caso de Acceso Norte, uno de las vías de ingreso a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con mayor caudal de vehículos», se informó a la prensa.

Personal de la base llevará adelante controles de documentación, test de alcoholemia a conductores, uso de casco en motociclistas, fiscalización de velocidades permitidas, controles anti-picadas, reordenamiento vehicular y saturación, patrullajes preventivos y balizamiento, entre otras tareas.

Su jurisdicción abarca toda la zona noroeste de la provincia de Buenos Aires hasta la localidad de San Pedro, y la dotación cuenta con 32 agentes, diez móviles, cuatro motos y una grúa, entre los principales recursos del espacio.

Con la apertura de esta nueva base operativa, la actual gestión inauguró un total de seis (que se suman a las 12 que previamente se encontraban en operación): Ushuaia, Luján (Buenos Aires), San Vicente y Rosario (Santa Fe) y en la ciudad de Mendoza, junto con las unidades de enlace de Tolhuin (Tierra del Fuego) y Roque Pérez (Buenos Aires).