El presidente del Club Sportivo Estudiantes de San Luis, Carlos Ahumada, comunicó su renuncia al cargo debido al conflicto que mantiene el club con la municipalidad de la ciudad de San Luis por unos terrenos que le había cedido la comuna.

Luego del triunfo de Estudiantes frente a Nueva Chicago en San Luis, el presidente del club puntano anunció su alejamiento de la institución, al considerarse “un obstáculo para que 240 niños puedan practicar deportes y competir en las inferiores de AFA».

«Creo que lo mejor es que se haga cargo otros dirigentes que puedan llevar la conducción del club y que el gobierno no esté en un permanente hostigamiento al club”, afirmó.

El municipio capitalino había cedido, mediante un convenio firmado en diciembre de 2014, un terreno de La Granja La Amalia para que Estudiantes construyera un predio deportivo y hasta un nuevo estadio.

Pero, en diciembre del año pasado, y bajo el argumento de que las obras no avanzaban, la comuna dio de baja el acuerdo y solicitó la restitución del lugar. De todos modos, autorizó a las divisiones inferiores poder seguir entrenando en dichos terrenos.

Además, este conflicto se suma a los problemas económicos que está atravesando el club, luego que el gobierno de la provincia decidiera retirarle ayuda económica y se le notificara que solo recibirán un millón de pesos durante el 2016.