El sector inmobiliario propone crear una «tarjeta alquilar» para que el Estado subsidie el pago de los alquileres, con la misma lógica que la Tarjeta Alimentar, una iniciativa gubernamental para que las familias accedan a alimentos.

Así fue establecido en un listado de propuestas que presentó el Consejo Federal de Colegios Inmobiliarios (Cofeci).

La iniciativa tiene como objetivo principal terminar con el decreto que congela alquileres y suspende desalojos, que estará vigente hasta fines de marzo.

«Proponemos que los inquilinos con necesidades para abonar el alquiler puedan ser asistidos por el Estado nacional a través de una Tarjeta Alquilar», indicó la entidad en un comunicado.

De todos modos, afirmaron que según un relevamiento de los Colegios Profesionales, «el 90 por ciento de los inquilinos paga a término el alquiler, otros lo hacen con retraso y sólo un 5 por ciento adhirió a la propuesta del DNU para prorrogar el pago de sus obligaciones».

Las cifras distan de los relevamientos desde la asociación Inquilinos Agrupados, mientras que no hay datos oficiales del tema.

Otras de las propuestas del Cofeci implican aplicar programas de financiamiento Ahora 18 y Ahora 24 para quienes tuvieran deudas generadas durante la vigencia del DNU, que fue establecido en marzo 2020, cuando se estableció la cuarentena.

El sector estableció que la intervención en el mercado durante la pandemia, tal como se realizó en otros países del mundo, genera en propietarios e inmobiliarias «una incertidumbre angustiante». «Cada argentino tiene el derecho a acceder a una vivienda, sin que esto lesione los derechos de otros», finalizó el comunicado.

Desde la agrupación de inquilinos, contestaron a la propuesta: «El mercado inmobiliario dice no a registrar los contratos de alquiler, pero propone una tarjeta alquilar y que el Estado subsidie alquileres en negro. Son la mafia», publicaron en sus redes sociales.