28 febrero, 2024

Más de 250,000 personas ya solicitaron el bono para trabajadores informales

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) informó que en el primer día de inscripción, más de 250,000 personas gestionaron el bono destinado a trabajadores informales.

Por Ale Pombo

La Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSeS) informó que en el primer día de inscripción, más de 250,000 personas gestionaron el bono destinado a trabajadores informales.

Este beneficio fue anunciado por el Ministro de Economía, Sergio Massa, y la Directora Ejecutiva de ANSeS, Fernanda Raverta, el martes pasado, y la inscripción se abrió al día siguiente.

El bono consiste en un monto de $94,000 que se pagará en dos cuotas de $47,000 cada una, con fechas de vencimiento el 15 de octubre y noviembre. Estos pagos serán compensados por el Estado Nacional a través de un anticipo extraordinario de Impuesto a las Ganancias a grandes contribuyentes.

ANSeS detalló que la inscripción está disponible en su página web y aplicación, todos los días de 14:00 a 22:00, y permanecerá abierta durante todo el mes de octubre. Además, recordó los requisitos para acceder a este refuerzo de ingresos: ser trabajador informal de entre 18 y 64 años, no contar con ingresos registrados y no ser titular de ninguna asistencia económica estatal, como la Asignación Universal por Hijo (AUH), las becas Progresar o el programa Potenciar Trabajo.

El organismo también aclaró que los solicitantes no deben tener empleo registrado (ya sea relación de dependencia, autónomos, monotributo, monotributo social o trabajo en casas particulares), jubilación, pensión o prestación por desempleo. Además, se llevará a cabo una evaluación socioeconómica y patrimonial de los solicitantes, incluyendo aspectos como el consumo, bienes y cobertura de salud.

Este «refuerzo» está destinado exclusivamente a aquellas personas que no fueron alcanzadas por ninguna de las medidas de apoyo implementadas en las últimas semanas para diversos sectores, como trabajadores en relación de dependencia del sector público y privado, autónomos, monotributistas, jubilados y pensionados, entre otros.

Se estima que aproximadamente 2.5 millones de personas podrían beneficiarse de este bono, con un costo fiscal total de $237,500 millones. La medida busca brindar apoyo financiero a trabajadores informales que han sido afectados por la situación económica actual.