La canciller Susana Malcorra afirmó hoy que «el Estado no puede extenderse más allá de lo que los recursos nos posibilitan», al presentar el equipo interdisciplinario, integrado por Cascos Blancos, que ayudará en la «inserción» de las familias de refugiados sirios que lleguen a la Argentina.

«Todo esto lo estamos haciendo con mucha contribución público-privada, es decir que hay muchas asociaciones y empresas que se están involucrando», enfatizó Malcorra en declaraciones a los medios, entre ellos DyN.

En tanto, precisó que «ya hay un grupo (de refugiados) que está en el proceso de visado. No es un grupo muy grande, pero hay varias familias que debieran entrar (a la Argentina) en el horizonte muy cercano».

«Hemos abierto una ventana (de recepción de refugiados) de hasta tres mil, pero por supuesto eso va a depender de la cantidad de personas que decidan acogerse a la oferta de la Argentina», señaló la jefa de la diplomacia.

Consultada por el tipo de asistencia que van a recibir los refugiados, Malcorra indicó: «Es fundamental producir un acompañamiento. El Estado no puede extenderse más allá de lo que los recursos nos posibilitan».

Al presidir la apertura del proceso de capacitación del equipo, realizada en el Palacio San Martín, la ministra consideró «fundamental producir un acompañamiento» a los refugiados, por lo que hay que «trabajar para asegurarnos de que haya una red de contención».

En ese marco, explicó: «Se inicia esta capacitación para hacer la cosa de la manera más profesional posible. Los argentinos tenemos un gran corazón para hacer las cosas pero las tenemos que hacer no por voluntarismo sino de manera profesional».

«Vine a darle toda la energía al grupo y desearles un intenso diálogo. La idea es entrenar a la gente en lo que significa la inserción de personas de culturas, formaciones y experiencias tan distintas en la sociedad argentina», concluyó la canciller.