Efectivos de Comisaría Quinta son quienes este lunes 23 del corriente realizaron el procedimiento.

Se materializó en domicilio de calle América al 1100.

“En el lugar se desarrollaba una fiesta. Nos entrevistamos con un joven de 18 años quien manifestó que la propiedad era de sus abuelos. Identificamos a 32 personas mayores de edad y a 14 adolescentes, que se encontraban en la casa”, detallaron los actuantes.

Los asistentes a la fiesta resultaron tener entre 15 y 30 años de edad.

Las personas demoradas fueron trasladadas a la Seccional Quinta, donde se iniciaron actuaciones por infracción al Artículo 205 del Código Penal Argentino.

Al joven propietario de la casa se le averiguan sus antecedentes y medios de vida.

Por este hecho tomó intervención el Juzgado Correccional y Contravencional 2 de San Luis.

Los menores fueron puestos a resguardo por efectivos de la Comisaría de Atención a la Niñez, Adolescencia y Familia.