En la ciudad turística se habían congregado más de 2.500 personas. Un vecino fue detenido e imputado por disposición del juez Jorge Osvaldo Pintos. En el otro encuentro, la Policía sorprendió a 57 vecinos en un festejo no autorizado en un campo ubicado sobre la Autopista 55, en cuyo caso interviene el Juzgado Correccional N° 1 de la Segunda Circunscripción Judicial.

“Un tramo de la Avenida del Sol en la Villa de Merlo se peatonalizó durante la noche del 31 de diciembre y hasta las 2:00 de la madrugada del viernes. En el sector donde se agrupan varios pubs se congregaron espontáneamente más de 2.500 personas, luego atraídas e incitadas a convertir la calle en un gran baile por una persona que hacía sonar música desde el baúl de su auto con parlantes de grandes dimensiones”, relató el comisario Dionisio Funes.

Cuando el dueño del vehículo ignoró la orden policial de bajar la potente música, por lo que inmediatamente fue detenido y puesto a disposición del Juzgado de Instrucción en lo Penal Correccional y Contravencional de la Tercera Circunscripción Judicial a cargo de Jorge Osvaldo Pintos, con el secuestro del vehículo.

También la policía ordenó al resto de las personas que se dispersaran porque se constató la ingesta generalizado de alcohol y se prohibió su venta a los comercios porque ya habían pasado las 2 de la madrugada, el horario que el Comité de Crisis dispuso para cerrar.

En Villa Mercedes

A las 4:00 de este viernes la Policía provincial sorprendió a 57 personas que realizaban una fiesta clandestina en un campo, ubicado sobre la Autopista 55 y colectora, 1,5 kilómetros al oeste de la ciudad de Villa Mercedes.

No hubo detenidos, pero fueron secuestrados cinco automóviles y tres motos y se dio intervención al Juzgado Correccional N° 1 de la Segunda Circunscripción Judicial.