Por Gabriel Rodriguez

Esta tarde de miércoles hallaron muerto en su casa en el barrio Las Praderas, en Juana Koslay al joven dirigente justicialista Juan Pablo Ojeda, quien en la actualidad se desempeñaba como delegado provincial de la Comisión Nacional Reguladora de Transporte en San Luis. La información fue confirmada por cuatro fuentes de su entorno a esta página.

Ojeda, quien trabajó muchos años junto al recordado dirigente Luis Lusquiños, era un activo militante del justicialismo puntano.

El pasado 2 de mayo de 2021, el diario La Opinión en su sección Reportajes trazó un semblante, pero de su propio puño y letra. Así se describía Juan Pablo Ojeda.

Soy Juan Pablo Ojeda, nací en la ciudad de San Luis el 9 de diciembre de 1979. Crecí en El Trapiche, él lugar, mi lugar en el mundo. Viví toda mi infancia junto a mi madre y mis abuelos, disfruté plenamente cada día de mi niñez, de los cuales atesoro los mejores recuerdos. Mi madre Nancy Ojeda, es enfermera, ha trabajado en el estado y en lo privado, con mucho esfuerzo y dedicación acompañó mi crecimiento, llenando mi vida de valores, los que fueron el eje para el desarrollo de mi vida.

Mi grupo familiar está compuesto por mi compañera de vida y madre de mis hijos Heliana Calderón, se desempeña en la fuerza policial, mi hija Florencia tiene 24 años, recientemente recibida de médica y mi hijo Francisco Amal, 16 años, mis dos tesoros. Me desempeño como Delegado Provincial de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, dependiente del Ministerio de Transporte de la Nación, y tengo el orgullo de poner en funcionamiento esta oficina por primera vez en nuestra provincia.

Desarrollamos una ardua tarea para su correcto funcionamiento, con la premisa de brindar un transporte seguro y de calidad a la ciudadanía, esta labor se logra trabajando en forma mancomunada entre el estado nacional y provincial. Tengo confianza sobre mi nuevo rol, ya que se pueden lograr avances en beneficio de la gente y para el trabajador del transporte, esta relación entre nación y provincia nos permite este crecimiento.

Estamos trabajando para que en nuestras rutas circulen los transportistas tanto de pasajeros como de carga, con todas las licencias y normas vigentes, interactuando con distintas áreas del gobierno provincial, como transporte, turismo, educación, o seguridad. Uno de los temas donde estamos poniendo énfasis es el de las personas con capacidades diferentes, en el transporte público, defendiendo sus derechos.

Me considero bastante inquieto y estoy descubriendo más tareas en esta área y quiero ser el nexo con mi provincia para lograr esos objetivos. Me inicié trabajando en la Cámara de Senadores de la Provincia (1997-1999), como secretario del Bloque Justicialista; luego en el año 2001 ingresé a la administración pública. En 2004 estuve en la Universidad de La Punta, después en el Ministerio del Progreso, como jefe de Área Relaciones Institucionales.

Fui asesor en la Cámara de Diputados de la Nación (2008-2010), luego integré la Sapem Energía San Luis (2010-2017) y posteriormente en el Ministerio de Seguridad de la Provincia como jefe Programa Seguridad, luego en el Ministerio de Salud como jefe de Programa Medicina del Interior y luego en el Ministerio Justicia Gobierno y Culto en la Oficina del Interior.

En mi tiempo libre disfruto de mi familia, mis amigos que son un pilar importante, también salgo a pedalear, una nueva actividad física que descubrí hace poco y de la cual disfruto. Cuando puedo hago una escapada a pescar, también me gustan los programas de TV preferentemente políticos, tengo la necesidad de estar informado siempre.

Mi libro favorito es “El Arte de la Guerra” de Sun-Tzu, estoy leyendo: El nuevo orden Mundial (y el viejo).

Me gusta escuchar mucho la radio por la mañana. Una idea que domina mis pensamientos es siempre ponerse en el lugar del otro. Luis “Boby” Lusquiños, fue claramente la persona que marco mi vida en lo vocacional hacia la política, hacia el amor por San Luis, compartí quince años a su lado, un tipo llano que transpiraba vida política las 24 horas, es una pena realmente que se haya ido tan pronto y un gran dolor para mi particularmente, pero se que desde donde este, nos guía.

Mi filosofía de la vida es: Sin pasión ni compromiso, no hay salto posible. Hacer el bien. San Luis es todo para mí, una provincia que me llena de orgullo siempre, festejo la unidad del peronismo, que desde el poder central se tenga una mirada federal con las provincias, muchas veces pensamos distinto, no es malo que así sea.

La historia marca que venimos teniendo razón, por ejemplo cuando nuestro gobernador se negó a firmar el pacto fiscal. Quiero destacar a los compañeros delegados provinciales de la CNRT del país, solo tienen palabras de elogio hacia nuestra provincia.