14 abril, 2024

Guzmán pidió inversiones a los principales empresarios y aseguró que la inflación se desacelerará

El ministro de Economía trató de llevar calma y consideró que «están las condiciones dadas» para que la inflación baje en los próximos meses. Pero reclamó a los empresarios que inviertan en el país.

Por Alejo Pombo

El ministro de Economía, Martín Guzmán, consideró ayer que «están las condiciones dadas» para que la inflación baje en los próximos meses y reclamó a los empresarios invertir en el país, tras destacar el rol del Estado para mitigar los efectos de la crisis por la pandemia.

El funcionario remarcó que anteriormente había anticipado que el registro de marzo «iba a ser el más alto del año y eso sucedió», por lo que confió en que el Índice de Precios al Consumidor se desacelerará en lo que resta de 2021.

Así, destacó que su gestión apunta a «condiciones que den más certidumbre tanto desde lo doméstico, las negociaciones internacionales y la pandemia».

Al participar del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP), Guzmán también respondió preguntas de los empresarios y, al ser consultado sobre la presión impositiva, enfatizó: «No es nuestra idea un país de impuestos bajos y gasto público bajo».

«El tema de cómo atacar la informalidad es un problema que no se resuelve solamente con cuestiones impositivas. Es un problema macroeconómico», argumentó.

«Consideramos que el Estado tiene un rol no solamente en la estabilidad macro, sino en generar condiciones propicias para el desarrollo de la actividad privada», analizó.

Al aire libre y en una tarde con muy baja temperatura, Guzmán realizó la presentación frente a los representantes del sector empresarial más influyentes del país, dentro de los que se encontraron el presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), Adelmo Gabbi; el presidente de Fiat Chrysler Argentina (FCA), Cristiano Rattazzi; el titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino; y el director Institucional Corporativo del Grupo Techint, Luis Betnaza.

Si bien destacó la importancia del segmento privado para la economía argentina, aseguró que el Estado tiene un «rol clave» para que crezca y subrayó: «Hay medidas concretas que se adoptaron en un nuestros 18 meses de gestión».

«Queremos que inviertan», puntualizó Guzmán, quien tenía a su lado al presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Daniel Funes de Rioja.

Por otro lado, el jefe del Palacio de Hacienda afirmó que la Argentina debe lograr «condiciones de financiamiento que sean positivas para el país» porque ello va a representar «mejores posibilidades de inversión».

«Hay una filosofía de construcción social detrás de cómo hacemos la cosas», manifestó el funcionario, quien resaltó que busca «un esquema ordenado».

Al referirse a la deuda, explicó que se deben «ir construyendo entendimientos y un sentido común sobre lo que la Argentina necesita».

Según Guzmán, se deben «construir condiciones para que el Estado tenga mejor capacidad».

«Hay que tener un crecimiento del gasto público en términos reales y hay que ir a reduciendo el déficit, aprovechando la expansión de la recaudación», evaluó.

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y del Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICIP), Daniel Funes de Rioja, afirmó ayer que el sector privado tiene el desafío de alcanzar exportaciones por US$90.000 millones en los próximos años y dijo que el contexto actual requiere de «certidumbre, confianza y concertación». Funes de Rioja fue el anfitrión del encuentro que tuvo como invitado al titular del Palacio de Hacienda en los jardines del hotel Four Seasons, en el barrio porteño de Recoleta. En un tono más conciliador con el Gobierno nacional que el empleado la semana pasada cuando asumió la UIA, Funes de Rioja señaló la «confianza» del sector empresarial «no solo en la recuperación de lo perdido tanto en 2018 y 2019, como por la Covid en el último tiempo», sino en «un crecimientos sostenido, sustentable e inclusivo de la Argentina». Funes de Rioja también se refirió al tema precios, al señalar que el empresariado entiende que «el tema de la inflación es dramática», pero asumió que los argentinos tienen «una cultura inflacionaria que se espiraliza».

Funes de Rioja confía en recuperar lo perdido Al aire libre y en una tarde gélida, Guzmán se presentó frente a los empresarios más influyentes del país.