13 junio, 2024

«Gobierno extiende el Dólar Soja Hasta el 20 de octubre para asegurar reservas del Banco Central Antes de las elecciones»

Ante la persistente sequía de divisas en el Banco Central, el ministro de Economía, Sergio Massa, ha decidido extender la vigencia del dólar soja hasta el 20 de octubre, justo antes de las elecciones presidenciales.

Por Ale Pombo

Ante la persistente sequía de divisas en el Banco Central, el ministro de Economía, Sergio Massa, ha decidido extender la vigencia del dólar soja hasta el 20 de octubre, justo antes de las elecciones presidenciales.

La medida, que inicialmente estaba programada para concluir este sábado 30 de septiembre, busca fortalecer las reservas del Banco Central y evitar una escalada del dólar en un momento crucial para el país.

A diferencia de los esquemas anteriores, esta cuarta versión del dólar soja no tiene un tipo de cambio fijo. En cambio, el 75% del contravalor de las exportaciones de soja deberá ingresarse en divisas y negociarse a través del Mercado Libre de Cambios, mientras que el 25% restante queda de «libre disponibilidad», generalmente al tipo de cambio contado con liqui. Un esquema similar se ha implementado esta semana para las exportaciones de hidrocarburos bajo el nombre de «dólar Vaca Muerta», con la esperanza de recaudar USD 1.200 millones.

Massa ha estado en contacto directo con los productores sojeros de Rosario para evaluar la cantidad de stock disponible para liquidar antes de tomar esta decisión. Aunque la cantidad de soja pendiente de liquidación no es significativa, el ministro-candidato está buscando aprovechar cada recurso disponible antes de las elecciones para atenuar cualquier posible fluctuación brusca del dólar. La comercialización bajo el Programa de Incremento Exportador (PIE IV) ha superado los 4.5 millones de toneladas desde su implementación el pasado 5 de septiembre, mostrando la importancia de estas medidas para el sector agrícola y la economía en general.

Con esta extensión, el gobierno busca asegurar cierta estabilidad en el mercado cambiario, proporcionando un alivio temporal y manteniendo una reserva adecuada de divisas para enfrentar los desafíos económicos inmediatos del país. La decisión de Massa apunta a proporcionar una sensación de seguridad y previsibilidad en el mercado antes de un evento tan crucial como las elecciones presidenciales.