25 abril, 2024

El Consejo de la Magistratura convalidó la resolución de ANSES por jubilación de jueces

El Consejo de la Magistratura convalidó ayer la resolución cursada por la ANSeS que intima a magistrados y funcionarios del Poder Judicial que iniciaron sus trámites jubilatorios, pero siguen en el cargo.

Por Alejo Pombo

El Consejo de la Magistratura convalidó ayer la resolución cursada por la ANSeS que intima a magistrados y funcionarios del Poder Judicial que iniciaron sus trámites jubilatorios, pero siguen en el cargo, para que completen la gestión o declinen del beneficio previsional y continúen en funciones, al considerar que no implica «una afectación a la independencia» de los magistrados.

«No puede ser leído como una obligación a que renuncien», plantearon los siete consejeros que forman parte del Frente de Todos (FdT) o son cercanos al oficialismo, quienes constituyen la mayoría del cuerpo.

Además, manifestaron que el procedimiento que viene llevando adelante la ANSeS en esta materia «luce ajustado a la ley de la materia tras la modificación realizada por la ley 27.546».

Esta última norma, sancionada en marzo del año pasado, modificó el régimen jubilatorio para magistrados y funcionarios del Poder Judicial y del Ministerio Público.

«No colisiona con la letra ni el espíritu de la Carta Magna, ni provoca afectación respecto de quienes, como magistrados, desarrollan la labor judicial e imparten justicia», subrayaron los siete miembros del Consejo en el proyecto aprobado por mayoría.

De ese modo, el cuerpo aprobó el proyecto presentado por el vicepresidente Alberto Lugones y consideró válida la decisión de la ANSeS, que ya cursó intimaciones a más de 200 jueces y fiscales, aunque no todos recibieron las notificaciones.

La iniciativa de Lugones señala que la resolución del organismo «de ninguna manera puede interpretarse como una intimación a cesar en el cargo para evitar la pérdida de derechos previsionales ya adquiridos» y propone que el Consejo de la Magistratura integre una «mesa de enlace y coordinación» con la ANSeS para «despejar las dudas» que surgieron con la puesta en vigencia de la resolución y el envío de las intimaciones.