24 junio, 2024

Confirman condenas y agravan pena en el caso de la madre de Lucio Dupuy

El Superior Tribunal de Justicia de La Pampa confirmó las penas de prisión perpetua para Magdalena Espósito Valenti y su novia Abigail Páez en el caso del crimen del niño Lucio Dupuy, en Santa Rosa, La Pampa.

Por Ale Pombo

El Superior Tribunal de Justicia de La Pampa confirmó las penas de prisión perpetua para Magdalena Espósito Valenti y su novia Abigail Páez en el caso del crimen del niño Lucio Dupuy, en Santa Rosa, La Pampa.

Además de confirmar las condenas, el tribunal agravó la pena de Abigail Páez por el delito de abuso sexual, que inicialmente se había descartado durante el juicio. Ahora se califica como un delito gravemente ultrajante.

La Audiencia de Juicio había declarado culpable a Espósito Valenti de homicidio triplemente calificado por el vínculo, alevosía y ensañamiento, y a Páez de homicidio doblemente calificado por alevosía y ensañamiento, en concurso real con el delito de abuso sexual con acceso carnal por vía anal, ejecutado con un objeto fálico; agravado por tratarse de la guardadora y por haberse cometido contra un menor de 18 años de edad, aprovechando la situación de convivencia preexistente, como delito continuado.

La sentencia original había absuelto a Espósito Valenti de la acusación de abuso sexual agravado por aplicación del artículo 6 del Código Procesal Penal de La Pampa, basado en el beneficio de la duda. Sin embargo, el Alto Tribunal provincial revocó esta absolución.

El caso involucra la muerte de Lucio, un niño de cinco años, el 26 de noviembre de 2021, en la vivienda que compartía con su madre y Páez. Inicialmente, las acusadas alegaron que delincuentes habían ingresado a la casa para robar, pero los testimonios y las investigaciones forenses revelaron que los golpes eran anteriores al día de su muerte.

El caso generó atención porque Lucio estaba en medio de una disputa entre su padre y su madre, y la Justicia había concedido la custodia a esta última.

El niño sufrió un politraumatismo debido a los golpes, que resultó en su muerte. La autopsia también reveló que tenía «lesiones en varias partes del cuerpo», incluyendo golpes, mordeduras y quemaduras de cigarrillo. Durante el juicio, se expuso que Lucio había sido víctima de maltratos, lo que fue confirmado por testimonios de maestros y personal de salud que lo habían visto herido previamente al día del homicidio.