25 junio, 2024

Alberto Fernández defiende al CONICET y confronta con Milei: «Nada es más peligroso para un fascista que el pensamiento»

El presidente Alberto Fernández ha expresado sus críticas hacia el candidato presidencial libertario, Javier Milei, y sus planes de cerrar el CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), sin mencionarlo directamente por su nombre.

Por Ale Pombo

El presidente Alberto Fernández ha expresado sus críticas hacia el candidato presidencial libertario, Javier Milei, y sus planes de cerrar el CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas), sin mencionarlo directamente por su nombre. Fernández llegó a calificar a Milei como «fascista». Estas declaraciones las realizó durante un evento en el que otorgó credenciales a investigadores que fueron víctimas del terrorismo de Estado.

Fernández manifestó una profunda preocupación por el actual debate electoral en torno a la importancia de la ciencia y la tecnología para el desarrollo del país. Esta preocupación surgió después de que Milei, economista y miembro del Congreso, afirmara que, en caso de ser presidente, cerraría el Ministerio de Ciencia y Tecnología.

En su discurso, el presidente también se dirigió indirectamente a aquellos que niegan la existencia de la dictadura, promueven la teoría de los «dos demonios» y defienden aspectos indefendibles de los momentos más oscuros de Argentina. Hizo hincapié en que tales negaciones y justificaciones no absuelven a los responsables, sino que hacen que sus acciones sean aún más condenables.

El evento tuvo lugar en el Polo Tecnológico en el barrio de Palermo, Buenos Aires, y contó con la presencia de investigadores y defensores de los derechos humanos. El presidente Fernández destacó la importancia de reconocer y honrar a las personas que fueron perseguidas, despedidas o desaparecidas simplemente por sus pensamientos durante la turbulenta historia de Argentina. Él afirmó: «Para un fascista, nada es más peligroso que pensar; los pensamientos de los demás los hacen peligrosos».

Continuó dirigiéndose a la audiencia, afirmando: «Por eso no les gustas; te temen. Cierran universidades y afirman que las escuelas públicas están destinadas a la indoctrinación».

El Presidente recibió un fuerte respaldo de diversas figuras presentes en el evento, entre ellas Taty Almeida (de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora), Roberto Rivarola (Vicepresidente de Asuntos Tecnológicos de CONICET) y Cecilia D’Alessio (investigadora de CONICET e hija de Enrique D’Alessio, quien fue destituido durante la junta militar).

Además, Alberto Fernández se refirió a las propuestas de Javier Milei y Patricia Bullrich en cuanto a ciencia y tecnología y llamó a los investigadores a responder de manera colectiva a tales afirmaciones. Destacó que defender la ciencia y la educación conduce a mejores condiciones de vida para todos.

A un mes de las elecciones generales del 22 de octubre, el Presidente subrayó que Argentina celebra 40 años de democracia y destacó que, a pesar de los desafíos, se han logrado avances en muchas áreas.

Concluyó su discurso enfatizando que el CONICET tiene una rica historia y enfrenta un enorme desafío en el futuro, donde nunca más debe permitirse que alguien sea reprimido por su pensamiento.

Además, el Presidente rindió homenaje al periodista Mario Wainfeld, quien recientemente falleció a los 74 años. Fernández lo conocía de su activismo en la escuela secundaria Mariano Moreno.

Durante la ceremonia organizada por la Comisión de la Memoria del Consejo, que conmemoró los 65 años de la creación del CONICET, Taty Almeida también expresó su postura electoral. Instó a la unidad y la resistencia frente a los desafíos, y resaltó el trabajo de Madres de Plaza de Mayo, afirmando que, a pesar de las dificultades, siguen de pie y seguirán adelante.

En línea con estos comentarios, Daniel Filmus destacó que no hay forma de poner fin a la ciencia y la memoria, y recordó que el CONICET fue un bastión de resistencia en tiempos de dictadura y gobiernos neoliberales.