Los operativos desplegados por fuerzas policiales en distintos sectores de la provincia evitaron que comiencen 21 encuentros no autorizados, mientras que 9 se encontraban en pleno desarrollo, por lo que se dio intervención a la Justicia.

Las 21 fiestas clandestinas que la Policía de la Provincia desarticuló antes de comenzar se repartieron entre la ciudad de San Luis, Villa Mercedes, Naschel, Concarán, Tilisarao, Carpintería y Merlo, según se informó oficialmente.

Al mismo tiempo, hubo nueve encuentros ilegales que fueron sorprendidos por la Policía en pleno desarrollo y que se ubicaron en Tilisaro, El Volcán, Carpintería, San Luis, Villa Mercedes y Concarán, razón por la cual dieron intervención a la Justicia. En todas estas fiestas se constató la presencia de entre 50 y 100 personas, con excepción de la Villa de Merlo, donde hubo que dispersar a más de 2.500 personas congregadas en una peatonal con ingesta de alcohol.

“La principal recomendación es que tenemos que acatar todo lo que corresponde a lineamientos y recomendaciones del Comité de Crisis; estamos teniendo una situación de pandemia sobre cual hay que tener conciencia y respetar todo este tipo de normas que corresponde a festejos o comportamiento en la vía pública, como sucedió en Merlo”, expresó el comisario Javier Dionisio Funes al hacer un primer balance de los operativos de prevención desplegados durante el primer día del 2021.

El oficial detalló que la Policía de la Provincia estuvo trabajando en la parte operativa en los distintos sectores y para ello se realizó una tarea investigativa, a través de la Dirección General de Informaciones, para controlar todas las fiestas clandestinas que se estaban organizando de forma ilegal en distintos puntos de la provincia.

“A través de esa información se montan distintos operativos en los cuales se detectan más de 30 fiestas clandestinas, muchas de ellas fueron desarticuladas en un primer momento, a través de notificaciones por escrito para que desistieran con este tipo de eventos, de organización, llámese a los propietarios de los inmuebles o así también a los que organizaban estos eventos”, explicó el comisario Funes.