15 junio, 2024

Will Smith volvió a pedir disculpas por el escándalo en los Oscar: «Mi comportamiento fue inaceptable»

La bofetada que le asestó el actor estadounidense Will Smith a su compatriota y comediante Chris Rock en la 94ª ceremonia de entrega de los premios Oscar se convirtió en tema de debate en todo el mundo.

Por Alan Fox

La bofetada que le asestó el actor estadounidense Will Smith a su compatriota y comediante Chris Rock en la 94ª ceremonia de entrega de los premios Oscar se convirtió en tema de debate en todo el mundo.

Su accionar, en defensa de su esposa, la actriz Jada Pinkett- Smith, por una broma sobre su aspecto físico, fue avalado por algunos y condenado por otros.

Incluso, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos anunció que iniciaría una «investigación formal» por la actitud del ganador del galardón al Mejor Actor y que podrían sancionarlo.

En medio del revuelo que se generó, el protagonista de El método Williams, que ya había pedido disculpas en plena ceremonia, decidió hacer un descargo en sus redes sociales.

«La violencia en todas sus formas es venenosa y destructiva. Mi comportamiento en los Premios de la Academia de anoche fue inaceptable e inexcusable. Las bromas a mi costa son parte del trabajo, pero una broma sobre la condición médica de Jada -que padece de alopecia- fue demasiado para mí y reaccioné emocionalmente», comenzó.

También aprovechó para pedirle perdón públicamente a Rock, que se negó a presentar cargos por la agresión, aunque sostuvo que Smith estuvo «fuera de lugar».

«Estoy avergonzado y mis acciones no fueron indicativas del hombre que quiero ser. No hay lugar para la violencia en un mundo de amor y bondad», señaló el actor.

Y agregó: «También me gustaría disculparme con la Academia, los productores del programa, todos los asistentes y todos los que lo vieron en todo el mundo. Me gustaría disculparme con la familia Williams y mi familia King Richard. Lamento profundamente que mi comportamiento haya manchado lo que ha sido un viaje maravilloso para todos nosotros».

Cuando subió al escenario del Dolby Theatre de Hollywood a recibir su premio, minutos después del incidente, el actor reflexionó sobre su reacción y se mostró quebrado.

«Richard Williams fue un hombre muy valiente, defensor de su familia. En este momento de mi vida, yo estoy abrumado con lo que Dios me pide que haga y que sea en este mundo. Haciendo esta película pude proteger a Aunjanue Ellis, una de las más fuertes y más delicadas personas que he conocido», dijo.

«Pude proteger a las dos actrices que interpretan a Venus y Serena. Me están llamando en la vida a que ame y proteja a las personas, y que sea un río para mis personas», añadió, en referencia al padre de Venus y Serena Williams, a quien interpretó en la pantalla grande.

Y siguió: «Sé que hacer lo que hacemos, tienes que ser capaz de aceptar abuso, tienes que aceptar que la gente hable locuras de ti. En este negocio tienes que aceptar que te falten el respeto y tienes que sonreír y fingir que todo está bien. Pero Denzel (Washington) me dijo hace unos minutos, ´En tu momento más alto ten cuidado, porque es cuando el Diablo viene a por ti´».

Posteriormente, Smith pidió disculpas por lo sucedido: «Quiero trasmitir amor, agradecer a Venus y a Serena y a toda la familia Williams por confiar en mí con su historia, quiero ser un embajador de ese tipo de amor y de cuidado».

Y continuó: «Quiero pedirle una disculpa a la Academia, a todos los nominados en mi categoría. Es un momento hermoso, no lloro por ganar un premio, se trata de darle luz a las personas, a todo el equipo de King Richard y a toda la familia Williams. El arte imita a la vida. Me veo como el papá loco como le decían a Richard, pero el amor te hace hacer cosas locas. Quiero poder cuidar de mi mamá, de mi familia y mi esposa, gracias por este momento, espero que la Academia me vuelva a invitar».

La Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood emitió un comunicado condenando la violencia, aunque sin aclarar si tomará medidas al respecto.

El incidente se originó cuando Rock subió al escenario para presentar la categoría de Mejor Documental y no tuvo mejor idea que hacer referencia al peinado de Pinkett-Smith, que hace tiempo reveló que sufre de alopecia.

Acto seguido, el protagonista de El método Williams se levantó de su butaca para ir a darle una cachetada.

«No vuelvas a mencionar a mi esposa con tu maldita boca», le gritó Smith al regresar al lado de Jada, que estaba visiblemente incómoda por la situación.