28 febrero, 2024

Usuarios de la SUBE enfrentan dificultades para cargar saldo: Una odisea en Buenos Aires

Cargar la tarjeta SUBE se ha convertido en una verdadera odisea para los usuarios del transporte público en Buenos Aires, enfrentando una serie de obstáculos que dificultan el proceso.

Por Gabriel Rodriguez

Cargar la tarjeta SUBE se ha convertido en una verdadera odisea para los usuarios del transporte público en Buenos Aires, enfrentando una serie de obstáculos que dificultan el proceso.

La situación se agrava debido a las fallas en el sistema de trenes y las limitaciones en los kioscos que ofrecen servicio de carga. En muchos casos, encontrar un kiosco con sistema operativo para cargar la tarjeta se ha vuelto una tarea desafiante.

Según han reportado, los equipos de carga contratados presentan problemas, y además, cuentan con un límite diario de 300 mil pesos. Dado el reciente aumento en el costo del boleto, este límite se agota rápidamente, lo que genera inconvenientes para aquellos que necesitan recargar su tarjeta. Algunos kioscos incluso han informado que suspenden el servicio de carga a partir de cierta hora.

Por otro lado, las estaciones de trenes tampoco han renovado contrato con la empresa encargada de la recaudación en las terminales, lo que ha interrumpido el servicio de carga de la SUBE en estos puntos clave.

Esta combinación de factores ha generado malestar entre los usuarios, quienes dependen en gran medida de la tarjeta SUBE para sus desplazamientos diarios. Ante la falta de opciones para cargar saldo de manera eficiente, los usuarios se ven obligados a buscar alternativas, lo que resulta en demoras y limitaciones que afectan la fluidez del sistema de transporte público en la ciudad.