22 julio, 2024

Ucrania resiste bombardeos de Rusia en todo su territorio y clama por armas

Rusia bombardeó ciudades de toda Ucrania este lunes por la mañana, con ataques de misiles en Lviv y Dnipro tras los intensos bombardeos del fin de semana en Lugansk y Járkiv.

Por Alan Fox

Rusia bombardeó ciudades de toda Ucrania este lunes por la mañana, con ataques de misiles en Lviv y Dnipro tras los intensos bombardeos del fin de semana en Lugansk y Járkiv.

Los funcionarios de Mariúpol mientras tanto, rechazaron un ultimátum ruso que exige la rendición de las fuerzas ucranianas en la ciudad y Kiev continúa pidiendo con urgencia que Occidente apure la entrega de armas ya que el presidente Volodímir Zelenski está dispuesto a vivir diez años en guerra, de acuerdo con sus declaraciones a la CNN.

Las autoridades de Mariúpol suspendieron por segundo día consecutivo las evacuaciones de civiles y este lunes a las 6 de la madrugada venció el ultimátum que dio Rusia, que ahora golpea con sus misiles los extremos oriental y occidental del país vecino al que invadió el 24 de febrero.

Si bien cayeron bombas sobre Kiev, es en este marco que Ucrania anunció a través de su sitio estatal Ukrinform que España se apresta a proceder a la reapertura de su embajada en esa Capital.

Para dar una idea de la geografía del país atacado, Lviv se halla en el occidente de Ucrania y cerca a la frontera con Polonia; Járkiv se ubica en el oriente y Mikoláiv, al sur: son las ciudades que fueron más golpeadas en las últimas horas, con decenas de muertos entre la población civil.

Moscú no desiste de sus objetivos, pese a que la Comisión Europea y el Banco Mundial señalan una próxima «bancarrota» para la nación debido a las sanciones económicas, analizaron los medios europeos.

Y mientras que Ucrania sigue reclamando armas, Rusia formuló una servera advirtencia a los Estados Unidos el fin de semana, cuando pudo digerir el hundimiento de su buque insignia en el Mar Negro, Moskvá.

Fue cuando simultáneamente -y en una reacción furiosa- anunció que reanudaba sus bombardeos contra Kiev, lo que llevó a Zelenski a avisar que temía por el uso de armamento nuclear contra su territorio.

Al bombardear las áreas pobladas de Mariúpol, las tropas rusas están usando las mismas tácticas que pusieron en práctica anteriormente en Chechenia (1999) y Siria (2016) , afirmó el Ministerio de Defensa del Reino Unido en su carácter de observador de esta guerra.

A propósito, Chris Coons, un senador cercano al presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, planteó enviar tropas a Ucrania para que no «se convierta en la Siria de Europa oriental», según el sitio Actualidad.RT.

Los medios rusos también alertaron que «más de 70 grupos de nacionalistas ucranianos planean atacar con morteros iglesias ortodoxas durante la Pascua de esa religión para culpar a los militares» que envió Moscú.

Líder checheno analiza un conflicto global.

Rusia se enfrenta a lo que parece ser «el mundo entero», declaró el líder checheno Ramzan Kadyrov en un discurso ampliamente visto en Telegram, durante el cual afirmó: «Los estados occidentales de la OTAN se consideran fuertes… están todos contra nosotros».

«El apoyo occidental al régimen de Kiev, a través de flujos constantes de armamento pesado y mercenarios extranjeros, significa que Rusia está efectivamente en guerra con docenas de estados», opinó Kadyrov.

Ese líder extranjero se halla en Mariúpol desde marzo al comando de miles de soldados chechenos en marzo y publicó con frecuencia en Telegram desde entonces, indica el sitio informativo Sputnik.

Kadyrov está enfrentado con Kiev: llamó «criminales» a los funcionarios ucranianos y -desde su óptica- comparó la situación de Ucrania con lo que atravesó el pueblo de Chechenia en la década de 1990 y principios de la de 2000, «cuando los bandidos también eran provisto de armas extranjeras», dice Sputnik.