18 mayo, 2024

Tarifas: El acuerdo con el FMI contempla aumentos de luz y gas por debajo del incremento anual de los salarios

Las tarifas de luz y gas aumentarán entre un 40% y un 80% calculado sobre el aumento de salarios en los próximos dos años, mientras que los usuarios de mayor poder adquisitivo se quedarán sin el subsidio que hoy tienen por el consumo de ese servicio, según los acordado con el FMI.

Por Alejo Pombo

Las tarifas de luz y gas aumentarán entre un 40% y un 80% calculado sobre el aumento de salarios en los próximos dos años, mientras que los usuarios de mayor poder adquisitivo se quedarán sin el subsidio que hoy tienen por el consumo de ese servicio, según los acordado con el FMI.

Según el memorándum de entendimiento con el organismo para los usuarios residenciales las actualizaciones serán en base al crecimiento del salario promedio.

«Los usuarios residenciales beneficiarios de la tarifa social tendrán una revisión tarifaria equivalente al 40% del promedio del coeficiente de variación salarial del año anterior», según los anexos del acuerdo.

El resto de los usuarios residenciales, excluyendo aquellos sujetos al esquema de segmentación de subsidios, la revisión de las tarifas energéticas será equivalente al 80% del coeficiente de variación salarial del año anterior.

Los sectores con mayor capacidad de pago, en cambio, perderán la totalidad de los subsidios que hoy tienen en el pago de las tarifas, mientras que el resto de los usuarios tendrán aumentos que estarán por debajo de la suba de los salarios.

El Gobierno convocará a una audiencia pública para fines de abril próximo que deberá opinar sobre el esquema de segmentación que se instrumentará para el bienio 2022-23.

«Se apunta a lograr niveles de tarifas razonables y susceptibles de ser aplicadas con criterios de justicia y equidad distributiva para los servicios públicos de gas y electricidad», señalaron en el ministerio de Economía.

La audiencia pública establecerá «un esquema de segmentación de subsidios que enfoque los esfuerzos del Estado Nacional en aquellos usuarios vulnerables y con menor capacidad de pago, e incentivando la adopción de medidas que promuevan al uso racional de los servicios» de gas y electricidad.

Según el nuevo esquema de segmentación que elaboró el Gobierno se estima en el memorándum que «el ahorro fiscal previsto con el plan de segmentación podría alcanzar el 0,06 por ciento del PBI en 2022, y ahorros adicionales resultarían en 2023 como consecuencia de la expansión del plan de segmentación».

Para los usuarios no residenciales se contempla el pago de la tarifa plena para los Grandes usuarios de distribuidor y para el resto se procederá con una revisión tarifaria según la propuesta definida en la audiencia pública.