22 mayo, 2024

Sorpresa en las estaciones de servicio: YPF aplica aumento de hasta 3,5% en combustibles

En un giro inesperado, las estaciones de servicio de la gigante petrolera argentina YPF han aumentado sorpresivamente los precios de sus combustibles en todo el país, con incrementos que oscilan entre el 3% y el 5%. La nafta súper, por ejemplo, ha alcanzado los $287 por litro a partir de este lunes.

Por Gabriel Rodriguez

En un giro inesperado, las estaciones de servicio de la gigante petrolera argentina YPF han aumentado sorpresivamente los precios de sus combustibles en todo el país, con incrementos que oscilan entre el 3% y el 5%. La nafta súper, por ejemplo, ha alcanzado los $287 por litro a partir de este lunes.

Aunque la empresa aún no ha confirmado oficialmente esta decisión, la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines (CECHA) ha ratificado el aumento, mientras que otras compañías del sector, como Axion, han afirmado que no han aplicado ningún ajuste.

Este movimiento resulta sorpresivo dado que existe un acuerdo de precios vigente hasta fin de mes. Con este ajuste reciente, los precios de los combustibles de YPF han aumentado en promedio alrededor de $10.

Desde este lunes, en el Área Metropolitana de Buenos Aires, el precio por litro de nafta súper de YPF se ha fijado en $287, mientras que la nafta premium Infinia se encuentra en $367. En cuanto al gasoil, el Diésel 500 se vende a $307 y el Diésel Infinia a $399.

Este aumento se produce después de un acuerdo para congelar los precios de los combustibles que se anunció poco después de las elecciones primarias, a mediados de agosto. En ese momento, el Gobierno y la industria petrolera acordaron un aumento del 12,5%, seguido de un congelamiento de precios hasta finales de octubre.

Según el ministro de Economía, Sergio Massa, este último ajuste sería el último hasta el 31 de octubre, coincidiendo con el congelamiento del tipo de cambio que se fijó en $350. Sin embargo, este aumento inesperado ha sacudido el mercado, y los consumidores, las empresas y el Estado se ven afectados por este cambio abrupto en los precios de los combustibles.