18 junio, 2024

Solá expresó su acuerdo con Cristina Kirchner; «El lawfare nos quiere disciplinar»

El canciller Felipe Solá expresó hoy su acuerdo con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner acerca de que «el lawfare nos quiere disciplinar».

El canciller Felipe Solá expresó hoy su acuerdo con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner acerca de que «el lawfare nos quiere disciplinar».

Tras participar en la Casa Rosada de un acto en el que se anunció la firma de un convenio interministerial para fortalecer los lazos comerciales con Medio Oriente, Solá opinó este martes sobre los dichos de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner del último viernes en el Estadio Único de La Plata.

«El lawfare nos quiere disciplinar. Estoy totalmente de acuerdo con ella», aseguró en horas del mediodía durante un diálogo con un grupo de cronistas acreditados en la puerta del Salón de las Mujeres.

Solá dialogó con los periodistas tras compartir la actividad sobre el tema comercial junto a los ministros de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y de Transporte, Mario Meoni.

«El lawfare está destinado a que los políticos tengan miedo, que no se animen. Cristina dijo: ‘El que tenga miedo, el que no esté dispuesto a hacer lo que haya que hacer para defender los intereses populares que se busque otro laburo’ y estoy totalmente de acuerdo con ella», contestó Solá al ser consultado por las definiciones de la expresidenta, hoy titular del Senado.

El viernes pasado, en el acto por el primer aniversario del triunfo de la fórmula Axel Kicillof-Verónica Magario en la provincia de Buenos Aires, Cristina Kirchner planteó que el lawfare apunta a lograr que «los políticos tengan miedo, que no se animen».

«Todos aquellos que tengan miedo, o que no se animan, hay otras ocupaciones además de ser ministro o ministra o legisladores. Vayan a buscar otro laburo, pero necesitamos gente que los sillones que ocupan sean para defender a los argentinos», dijo la vicepresidenta en su discurso.

En relación a esa frase, Solá le restó dramatismo a las definiciones y, al referirse a su propia persona, se permitió tomarlas con humor: «No me vendría mal otro laburo, pero no tengo tiempo para otro. Ningún ministro creo que tenga tiempo».

Y agregó: «No me sentí aludido pero me tomé el trabajo de repetir un par de cosas. En primer lugar la vicepresidenta, la compañera Cristina Fernández de Kirchner, dijo que hay que animarse a firmar, proponer, decidir y autorizar. Personalmente me animo, y creo que muchos o todos de mis colegas se animan».

En ese marco, Solá coincidió con los conceptos de la vicepresidenta sobre el lawfare (guerra jurídica) y el rol del Poder Judicial: «Quiénes nos quieren disciplinar?, se preguntó en forma retórica, y enseguida se respondió: «Los ataques de la Justicia, del lawfare».

Con todo, aclaró que en su visión el lawfare existe pero «en una parte de la Justicia» y juzgó que no se puede involucrar en esa práctica a «toda la Justicia».

Ante otra pregunta de los periodistas, el canciller buscó despejar dudas sobre su continuidad en el Gabinete: «Me siento respaldado por el Presidente, si no fuera así renunciaría».