22 julio, 2024

Se ordeno la liberacion del sereno acusado de asesinato

La fiscalía entendió que Pablo Felipe Tapia actuó en legítima defensa al apuñalar a un delincuente que ingresó a robar al centro educativo el 16 de febrero.

Por Gabriel Rodriguez

La fiscalía entendió que Pablo Felipe Tapia actuó en legítima defensa al apuñalar a un delincuente que ingresó a robar al centro educativo el 16 de febrero.

El juez Marcos Flores Leyes ordenó este viernes la liberación de Pablo Felipe Tapia, el sereno de la Escuela Especial Nº 9 Apadis que apuñaló de muerte a Cristian Abraham Garrido Díaz, luego de que la fiscalía entendiera que el hombre actuó en legítima defensa cuando éste último ingresó hace una semana al predio de la institución educativa con el fin de robar.

La decisión del magistrado, a cargo del Juzgado de Garantías N° 3, se apoyó en la investigación que realizó la fiscal de instrucción N° 4, María del Valle Durán.

En una primera instancia, la fiscal le había atribuido a Tapia una calificación penal provisoria por el delito de “homicidio simple”, que dio inicio a la investigación penal preparatoria. En el marco de esta pesquisa, y luego de recepcionar declaraciones de vecinos, familiares del acusado, policías, testigos del hecho, como así también informes forenses; Duran concluyó que de las evidencias recolectadas “surgen claros elementos de la existencia de una causa de justificación siendo ésta el de la legítima defensa privilegiada”.

Flores Leyes también dictó que Tapia, oriundo Chile, no podrá abandonar la provincia hasta “tanto no se resuelva la instancia de su sobreseimiento definitivo”, informaron desde el Poder Judicial. También solicitó que se notifique a los familiares de la víctima en pos de que aleguen algún tipo de objeción o manifestación al respecto al caso.

Durante la investigación llevada adelante por la fiscalía, se constató que el acusado y su familia viven en el predio de la escuela desde el 2018 y que tienen un contrato que establece que ellos deben cuidar y mantener el lugar a cambio de la vivienda.

Un familiar de Tapia relató que por todos los robos que han sufrido -incluso uno de Garrido Díaz anterior a este hecho-, era normal que ellos tuvieran algún elemento para defenderse. Además se constató que el día del homicidio -16 de febrero-, los vecinos alertaron sobre la presencia de una pareja con un bolso gris, en actitud sospechosa, merodeando por el predio.

El 16 de febrero, en horas de la noche, Garrido Díaz ingresó a la a APADIS con intenciones de robar y fue en ese momento que se enfrentó con Tapia, quien había salido de su casa portando un cuchillo al escuchar ruidos en el predio.

También se verificó que Tapia llamó al 911 a las 23:46 el día del hecho manifestando que tenía a una persona herida que había ingresado al lugar. El hombre relató que había escuchado ruidos afuera de su vivienda, por lo que salió y observó a alguien sacando botellas y cajas. Al enfrentarlo hubo un forcejeo entre ambos y en el que Garrido Díaz cayó herido.

La fiscalía pudo constatar que el ladrón ingresó a la propiedad a través de un orificio en el cierre perimetral, estando la totalidad del predio cerrado en perfectas condiciones. En el lugar la iluminación era escasa.

El informe forense determinó que la puñalada de defensa fue perpetrada estando el agresor y defendido enfrentados cara a cara. Agregó también que Tapia presentaba una lesión en la zona abdominal izquierda.