Por Gabriel Rodriguez

Diputados la respaldó por unanimidad. Actualiza el sistema administrativo y las condiciones laborales.

Por unanimidad y con el consenso de todas las fuerzas políticas, la Cámara de Diputados de San Luis convirtió en ley el proyecto del Poder Ejecutivo de la nueva orgánica y administrativa para el Servicio Penitenciario de la Provincia.

De acuerdo al relato de los legisladores, la última norma de estas características era de 1976, con una posterior reforma en 2004. El cuerpo normativo unifica y ordena las leyes existentes, y, a su vez, establece las condiciones para la profesionalización de los agentes penitenciarios, que redundaría en un mejor servicio, aseguraron.

Con un despacho conjunto de las comisiones de Seguridad Pública y Asuntos Constitucionales, fue la diputada Claudia Pinelli, presidenta de la primera comisión, la encargada de explicar los pormenores de la ley de 66 páginas y 199 artículos. «Estamos ante una ley orgánica, unificadora. Actualmente se regía por leyes dispersas. Esta ley va a atender a cada uno de los requerimientos, deberes y beneficios», comenzó la legisladora del bloque Frente Unidad Justicialista.

Pinelli marcó que para analizar el proyecto contaron con los aportes del ministro de Seguridad de San Luis, Luciano Anastasi, y el propio personal del Servicio Penitenciario Provincial.

«Esto fue requerido por los mismos penitenciarios, quienes solicitaron un cuerpo ordenado para ayudar a normar las funciones que tienen dentro del lugar y en sus lugares de trabajo. El penitenciario no es solo el que está al lado del interno, hay administrativos, profesionales, personas que hacen guardia. Con esta ley se logra la profesionalización del servicio, que pertenece a los trabajadores y que hacen posible que funcione un sistema que provee seguridad y a los derechos de todos», aseguró.

La legisladora marcó que se beneficiará a unos 450 trabajadores que trabajan actualmente en la provincia. «Van a poder acceder a tener su carrera y categorizarse, siempre y cuando tengan los años que solicitan y las capacitaciones que requieran», apuntó.

«Se garantizan los logros obtenidos por los actuales agentes del sistema, dándoles la posibilidad de que con total transparencia puedan ver los requisitos de mérito y antigüedad que deben cumplir para acceder al ascenso y el escalafón jerárquico propio, diferenciándolos de la fuerza policial», agregó.

La diputada remarcó que la nueva ley contempla los derechos humanos y garantías constitucionales.

Si bien, aclaró Pinelli, ya existían asesorías legales y fiscalizaciones externas, la norma contempla ahora departamentos dentro del organigrama como la Dirección General de Tratamiento, Educación, Sanidad, Deporte, Culto y Asesoría Legal.

«Es un paso histórico para la comunidad penitenciaria de San Luis, el despacho en unanimidad habla a las claras que cumple las necesidades del servicio penitenciario y su personal», apuntó la presidenta del bloque peronista, Gloria Petrino.

«Vamos a acompañar este proyecto, que creemos que es beneficioso para el servicio penitenciario», coincidió el diputado del bloque opositor Unidos por San Luis, Gastón Hissa.