23 junio, 2024

Sangrienta toma de rehenes en Caseros: Dos muertos y tres policias heridos

Un hombre que padecía problemas psiquiátricos y un amigo al que habría tomado como rehén murieron hoy, mientras que tres policías resultaron heridos, durante un sangriento incidente que se prolongó por durante más de diez horas, en un vivienda de la localidad bonaerense de Caseros.

Por Alejo Pombo

Un hombre que padecía problemas psiquiátricos y un amigo al que habría tomado como rehén murieron hoy, mientras que tres policías resultaron heridos, durante un sangriento incidente que se prolongó por durante más de diez horas, en un vivienda de la localidad bonaerense de Caseros.

En las diez horas en la que el protagonista del hecho, Alejandro Maldonado, de 47 años, se mantuvo atrincherado en la casa situada en la calle Tres de Febrero al 3.900, realizó al menos 300 disparos contra los policías que rodearon el lugar.

Todo se inició cerca de las 23:00 de anoche y terminó pasadas las 9:30, cuando efectivos del grupo especial Halcón irrumpieron en la vivienda, abatieron al agresor y encontraron muerto a su amigo, llamado José Cáceres, de 42 años, aparentemente asesinado por él mismo varias horas atrás.

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aseguró que el hombre «se encontraba en un delirio paranoico descontrolado» y que «todas las instancias resultaron negativas».

Berni contó que todo se inició con una situación de violencia de género cuando Maldonado, en medio de una cena con amigos, enfureció y tomó por el cuello, para luego asfixiar a su mujer, llamada Paula, quien cayó desvanecida.

El propio agresor reanimó a la mujer mediante la práctica de RCP y junto con un hijo menor de edad, además de otros asistentes, escapó de la casa.

A partir de ese momento se vivieron horas de tensión y violencia, en las que según el ministro fallaron todas las instancias de negociación porque Maldonado, un hombre que tendría antecedentes penales y psiquiátricos, además de sufrir drogadependencia, respondía a los tiros.

Tras diez horas de tensión, los policías del grupo Halcón entraron a sangre fuego en el lugar, para lo que tuvieron que derribar una pared.

Maldonado se enfrentó a los policías munido de dos armas cortas y finalmente cayó abatido.

Antes de morir, el hombre hirió a tres policías: uno de ellos recibió una esquirla en la cabeza, otro en el pecho con entrada y salida, mientras que un tercero fue herido en la ingle, en la zona femoral, y su estado era grave: los tres fueron llevados al Hospital Ramón Carrillo de Ciudadela.

«Estas son las acciones que reivindican a todos los hombres y mujeres que trabajan en la policía, que arriesgan sus vidas por los derechos de los otros», destacó Berni en la puerta del hospital, tras confirmar que el policía que se encontraba grave es un inspector y había comenzado a ser operado.

Alberto, un hermano de Maldonado, contó que el hombre no trabajaba, «recibía plata de la política porque conseguía votos en un club» y que también «tenía protección judicial» por los contactos de su pareja.

«A mí me duele mucho, pero mi hermano estaba enfermo», expresó el hombre, dolido por los esfuerzos infructuosos de la familia para intentar ayudarlo.

Las actuaciones judiciales quedaron a cargo de la fiscal Diana Mayko, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) número 7, del Departamento Judicial de San Martín.