18 abril, 2024

Retraso en la eliminación de subsidios a la electricidad y el gas: Dificultades en la implementación por problemas de datos

La decisión de postergar una vez más la eliminación de los subsidios a la electricidad y el gas se debe a obstáculos en el cruce de información entre organismos, necesario para llevar a cabo esta medida destinada a alcanzar el superávit fiscal.

Por Gabriel Rodriguez

La decisión de postergar una vez más la eliminación de los subsidios a la electricidad y el gas se debe a obstáculos en el cruce de información entre organismos, necesario para llevar a cabo esta medida destinada a alcanzar el superávit fiscal.

Inicialmente anunciada por el presidente Javier Milei como parte de su estrategia para lograr el superávit fiscal, la eliminación de los subsidios estaba programada para iniciar en abril, pero luego se pospuso para mayo, y ahora enfrenta otra demora.

Fuentes oficiales explican que el retraso se debe a dificultades en el cruce de datos entre el Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía (RASE) y las estadísticas socioeconómicas manejadas por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que determinan la situación financiera de los usuarios.

Durante un extenso periodo de congelamiento, las tarifas eléctricas y de gas han sido diferenciadas según el nivel de ingresos de cada hogar. Sin embargo, este sistema ha generado una erogación en subsidios que asciende a aproximadamente 150.000 millones de dólares en las últimas dos décadas, con un consumo que triplica el promedio de la región.

Desde el Ministerio a cargo de Luis Caputo, se destaca que los subsidios a la energía representaron el 1,5% del Producto Bruto Interno (PBI) en 2023, un gasto cuatro veces mayor que el destinado a la Asignación Universal por Hijo (AUH), que solo alcanzó el 0,4% del PBI en el mismo período.