18 mayo, 2024

Quedó rechazado el artículo impulsado por el Frente de Todos para que todos los jueces paguen ganancias

La propuesta para terminar con este privilegio histórico que conserva un sector del Poder Judicial no prosperó porque la oposición se abroqueló en contra de la reforma.

Por Gabriel Rodriguez

Luego de arduas discusiones, que se desarrollaron a lo largo de la maratónica sesión por el Presupuesto 2023 en la Cámara de Diputados, quedó rechazado el artículo impulsado por el Frente de Todos para que todos los jueces, funcionarios y empleados del Poder Judicial sean alcanzados por el impuesto a las Ganancias.

El oficialismo cosechó 116 votos afirmativos, pero fueron 134 los rechazos y por ende quedó eliminado el artículo 100 que buscaba poner en pie de igualdad a todos los miembros del Poder Judicial, teniendo en cuenta que en 2016 se votó y quedó vigente una ley para que los nuevos miembros que ingresaran a la Justicia paguen el tributo.

La propuesta para terminar con este privilegio histórico que conserva un sector del Poder Judicial no prosperó porque la oposición se abroqueló en contra de la reforma.

Los cuatro diputados del Frente de Izquierda también se opusieron al cambio, aunque aclararon que lo hacía porque no quería perjudicar a los trabajadores del Poder Judicial, tomando como premisa el principio de que «el salario no es ganancia».

Algunos diputados de Juntos por el Cambio explicaron que no estaban en contra de que jueces paguen Ganancias, pero que debía tratarse con más tiempo en una norma diferenciada y no dentro del paquete del Presupuesto 2023. El mismo argumento había sido esgrimido por los representantes de la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional en la reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda del lunes pasado. .

Luego de que tras 26 horas de sesión se aprobara en general el proyecto de Presupuesto, llegó el turno de la votación en particular, momento en que se sometió a consideración la propuesta que había incorporado a último momento el oficialismo, y que generó un fuerte revuelo.

El diputado nacional de Avanza Libertad José Luis Espert argumentó su negativa al recordar que la Constitución Nacional señala claramente que las remuneraciones de los jueces y fiscales «son intangibles» y que la única forma de resolverlo sería a través de una reforma constitucional.

No obstante, propuso incorporar un artículo para «compensar a jueces y fiscales» por la detracción al cobrarles el impuesto a las Ganancias.

Luego hizo uso de la palabra el también economista Itai Hagman (Frente de Todos), quien aclaró que no se está con esta ley «modificando la remuneración de jueces y funcionarios de Poder Judicial», sino «legislando si corresponde o no un tributo».

«Del mismo modo que pro ejemplo hace un par de años este Congreso modificó las alícuotas de retención del aporte jubilatorio, lo cual nadie cuestionó porque no afectaba las remuneraciones. Sí el salario final de bolsillo», agregó. .

El diputado kirchnerista afirmó que «pagar Ganancias no modifica las remuneraciones y por lo tanto la intangibilidad prevista en la Constitución», y además recordó que «es un impuesto que ya pagan otros funcionarios del Poder Judicial», por lo que desechó «el argumento de que se vulnera la independencia judicial».

Seguidamente intervino Graciela Camaño (Identidad Bonaerense), quien defendió la continuidad del beneficio de jueces y fiscales de no pagar Ganancias, al sostener que la Constitución «pretende que el Poder Judicial tenga independencia, y que los jueces no sean bajo ningún punto de vista condicionados por aquellos que tenemos la potestad de establecer alguna imposición».

La referente del interbloque Federal dio este argumento no sin antes desencadenar una innecesaria polémica cuando opinó que «nada peor que contadores y economistas hablando de Derecho Constitucional», en alusión a los preopinantes Espert y Hagman.

Le salió al cruce Leopoldo Moreau (Frente de Todos), quien explicó que la formación profesional no es «una condición necesaria para intervenir en discusiones de esta naturaleza» y que todos los diputados están en igualdad de condiciones para hacerlo, desde un trabajador ferroviario hasta un profesor de derecho constitucional».

«Hay que votar esto porque es justo, porque hace a la equidad tributaria y porque no podemos ser débiles ante los fuertes», arengó el radical kirchnerista.

La diputada de la Coalición Cívica consideró que la quita de la eximición de Ganancias para jueces e integrantes del Poder Judicial sería incorrecto dado que a su entender «viola la ley de Administración Financiera, que destaca que en el Presupuesto no se pueden agregar leyes permanentes ni que modifiquen leyes, ni que cree o modifiquen tributos».

El presidente de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, retomó la controversia iniciada por Camaño al señalar: «No soy abogado ni contador pero soy diputado y me siento en pleno derecho» de intervenir en el tema.

«Que nadie se arrogue la potestad de que es un tema que no se puede discutir», manifestó y recordó que los jueces de la Corte Suprema Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz habían expresado que estaban dispuestos a pagar impuestos a las Ganancias.