24 abril, 2024

Polémica por la candidatura del gobernador de Mendoza

Rodolfo Suárez fue cuestionado por su precandidatura a senador nacional suplente en la lista que presentó el oficialista frente Cambia Mendoza, y que encabeza Alfredo Cornejo.

Por Alejo Pombo

El gobernador de Mendoza, el radical Rodolfo Suárez, fue cuestionado en las últimas horas a raíz de su precandidatura a senador nacional suplente en la lista que presentó el oficialista frente Cambia Mendoza, y que encabeza el presidente de la UCR, Alfredo Cornejo.

Lo que a priori aparece como una simple «candidatura testimonial» abrió todo tipo de suspicacias políticas debido a que la Constitución provincial no admite la reelección para gobernador, por lo que se especula con la posibilidad de que, en 2023, el exgobernador Cornejo se postule para volver al Poder Ejecutivo y, en caso de ganar, le deje a Suárez su banca en la Cámara alta.

En el peronismo local hablan de una violación flagrante del artículo 115 de la Constitución de Mendoza, aunque el precandidato a senador Adolfo Bermejo aseguró que no se impulsará «ninguna acción judicial».

Bermejo, que perdió ante Alfredo Cornejo en las elecciones de 2015 por la gobernación de Mendoza y está en la lista detrás de la actual senadora Anabel Fernández Sagasti, dijo ayer en declaraciones a Radio Mitre Mendoza que «es un tema de ellos y corresponde que lo expliquen ellos».

«No vamos a hacer ninguna acción judicial, no nos interesa», remarcó y agregó: «Lo que sí me llamó la atención es que hace un tiempo el gobernador nos criticó el tema de las colectoras porque confundía a la gente. Y poner al gobernador como que es medio engañoso».

«Quizá ha sido para levantar la fórmula, pero a nosotros no nos da lugar a hacer otra cosa que dejarlo ahí», finalizó Bermejo.

El texto de la Carta Magna mendocina establece: «El gobernador y el vicegobernador no podrán ser reelegidos para el período siguiente al de su ejercicio. Tampoco podrá el gobernador ser nombrado vicegobernador, ni el vicegobernador podrá ser nombrado gobernador. No podrán ser electos para ninguno de estos cargos, los parientes de los funcionarios salientes, dentro del segundo grado de consanguinidad o afinidad. El gobernador tampoco podrá ser electo senador nacional hasta un año después de haber terminado su mandato».

El exministro de la Corte de Mendoza y abogado constitucionalista Alejandro Pérez Hualde opinó en declaraciones radiales que la prohibición de ser senador nacional apenas dejado el cargo de gobernador es un artículo de la Constitución provincial que siempre fue considerado inconstitucional, porque el Senado es un instituto federal y, por tanto, lo rige la Constitución nacional.

El constitucionalista afirmó que la norma «perdió razón de ser a partir de la reforma del «94», cuando se estableció la elección de los legisladores nacionales (senadores) por parte del pueblo».