19 mayo, 2024

Piñera: «No hay quien se apropie de lo que le pertenece»

El país trasandino se expresó a través de su presidente, Sebastián Piñera, y refutó la crítica argentina de querer apropiarse de una parte de la plataforma continental de nuestro país. Los detalles.

Por Alan Fox

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, respondió ayer al Gobierno de Argentina que lo que hace es «ejercer su derecho y declarar su plataforma continental», después de que Buenos Aires le acusara de querer «apropiarse» de una parte de la superficie con un decreto.

De forma paralela, Piñera afirmó que Chile buscará «caminos de diálogo» para solucionar la cuestión, según ha informado el diario chileno «El Mercurio».

En concreto, el Ministerio de Exteriores argentino acusó al Gobierno de Piñera de querer «apropiarse de una parte de la plataforma continental argentina y de una extensa área de los fondos marinos y oceánicos» tras la publicación de un decreto por parte del Gobierno chileno.

En la medida se proyecta la plataforma continental de la nación al este del meridiano 60º 16?, lo cual va en contra del Tratado de Paz y Amistad firmado por ambos países en 1984. El decreto hace que la plataforma continental de su nación se superponga en partes a la que extendió Argentina por un petición que le hizo a Naciones Unidas en 2009, y que el Gobierno de Alberto Fernández hizo ley.

Argentina remarcó que «el límite exterior de la plataforma continental argentina en esta zona se refleja en la Ley Nacional 27.557», por lo que «la medida intentada por Chile pretende apropiarse de una parte de la plataforma continental argentina «.

Chile refutó las acusaciones de que pretende «apropiarse» de una parte de su plataforma continental y de una extensa área de fondos marinos y aseguró que «nadie se apropia de lo que le pertenece».

«Nadie se apropia de lo que le pertenece. La zona señalada, la llamada plataforma continental jurídica, que llega hasta las 200 millas, le pertenece a Chile de pleno derecho desde el principio simplemente porque tenemos la calidad de Estado ribereño», indicó el canciller chileno, Andrés Allamand. En una declaración oficial en La Moneda (sede presidencial), Allamand afirmó que «hay una continuidad histórica en la posición y en el planteamiento chileno».

En el año 2009, cuando la Argentina formuló su petición de una medialuna de plataforma continental extendida al sureste del punto F, «Chile señaló que esa pretensión era inoponible e hizo reserva de sus derechos», explicó Allamand.

Lo mismo hizo en 2016, «cuando la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas se pronunció respecto de esta pretensión argentina», y en 2020, «cuando la Argentina estableció legalmente a través de una ley en su Congreso los límites de la plataforma continental extendida», agregó.

La reacción del canciller chileno se produce tan solo un día después de que su par argentino, Felipe Solá, denunciase que la reciente actualización por parte de Chile de la Carta Náutica N°8, que delimita los límites marítimos, supone «un avance inusitado hacia el Este».

«Esta medida pretende proyectar la plataforma continental al Este del meridiano 67º, lo cual no coincide con el Tratado de Paz y Amistad celebrado entre ambos países en 1984», declaró en un comunicado el ministro transandino.