Por Alejo Pombo

En medio del pico de la ola de calor que azotó en los últimos días a gran parte del país, un nuevo apagón dejó hoy sin luz a más de 150 mil usuarios en la Ciudad y el Conurbano bonaerense, incluida la propia Residencia Presidencial de Olivos.

El inconveniente se registró en horas de la mañana, antes de que la temperatura supere los 40 grados en zonas del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), de igual modo que en distintas regiones de la Argentina.

Si bien en el transcurso de la jornada el servicio eléctrico comenzó a restablecerse, pasado el mediodía eran más de 61 mil los usuarios del AMBA que permanecían sin luz, según datos difundidos por el Ente Regulador de Energía (ENRE).

En el área del servicio que presta Edenor, los damnificados por los cortes, pasadas las 15, eran más 11.000 vecinos de varios partidos bonaerenses, en tanto los principales inconvenientes se registraron en Vicente López, Carapachay y Olivos.

Por su parte, casi 50.000 usuarios de Edesur también permanecían sin suministro eléctrico, en los barrios porteños de Boedo, Flores, Liniers, Mataderos, Parque Chacabuco y Parque Patricios, y localidades del sur del Conurbano como Avellaneda, Almirante Brown, Lanús y Lomas de Zamora.

Según se informó, el fuerte apagón que inauguró la jornada de viernes afectó principalmente a la zona norte de AMBA: San Isidro, Vicente López y Olivos, y los barrios porteños de Palermo y Belgrano, que se encuentran dentro del área concesionada por Edenor.

El corte se extendió por poco menos de una hora y tuvo dos datos destacados: que la Quinta de Olivos fue uno de los domicilios que quedó sin luz y que provocó que los servicios de los diferentes ramales ferroviarios de la línea Mitre se vieran paralizados.

Una falla en un transformador de la subestación Edison fue la causa del problema eléctrico, según informó la empresa Edenor.

El martes pasado, unos 700.000 usuarios de Edenor se vieron afectados desde el mediodía por un apagón en momentos en que se registraba una temperatura cercana a los 40 grados.

El corte masivo afectó especialmente a vecinos de Palermo, Belgrano, Recoleta, en la ciudad de Buenos Aires, y de localidades de la zona norte del Conurbano.

Esta semana, el Gobierno acordó con empresarios e industriales una reducción del consumo eléctrico en áreas productivas en busca de garantizar un abastecimiento sostenido a clientes residenciales, en medio de una intensa ola de calor que viene afectando a gran parte del país.

También la Casa Rosada dispuso que los empleados públicos trabajen desde sus domicilios este jueves y viernes.