Por Alan Fox

El príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II de Inglaterra, internado desde hace más de dos semanas en Londres por una infección, fue sometido «con éxito» a una cirugía de corazón por una afección preexistente, informó hoy el Palacio de Buckingham.

En un comunicado, la residencia oficial londinense de los monarcas británicos dijo que la operación se realizó ayer en el hospital San Bartolomé y que el duque de Edimburgo, de 99 años, seguirá internado varios días para continuar con su tratamiento y recuperación.

El príncipe Felipe estaba siendo tratado desde hace más de dos semanas por una infección en el hospital Rey Eduardo VII de Londres y el lunes fue trasladado al San Bartolomé para realizarle estudios sobre una afección cardíaca preexistente.

La naturaleza de la infección por la cual fue internado no fue revelada, pero sí se aclaró que no es coronavirus.

Tanto el duque como la reina, de 94 años, recibieron la vacuna contra el coronavirus el mes pasado.

El príncipe Felipe se retiró oficialmente de los deberes reales en 2017 en una medida respaldada por la reina.

El duque ha recibido tratamiento para diversas afecciones de salud a lo largo de los años, incluida una arteria coronaria bloqueada en 2011, una infección de la vejiga en 2012 y una cirugía exploratoria de abdomen en junio de 2013, recordaron hoy medios británicos.