Por Kenia Benedetti

Al final de la noche, como era lógico, supimos que Nomadland era la Mejor Película para la Academia de Hollywood aunque eso pudo anticiparse porque dos horas antes ya le habían dado a Chloé Zhao el premio a Mejor Directora.

Así se develaron dos de las grandes incógnitas de una ceremonia atípica pero presencial, la de la 93° ceremonia de entrega de los premios Oscar. La máxima fiesta del cine, se llevó a cabo en el clásico Dolby Theatre y en Los Ángeles Union Station bajo estrictos protocolos para evitar el contagio del coronavirus Sin presentador principal (entre otros desfilaron Harrison Ford, Viola Davis, Brad Pitt, Laura Dern y Bong Joon-ho.), el evento tuvo un caracter celebratorio atípico, algo frío y expeditivo. Como Mejor Actriz resultó Frances Mc Dormand y como Mejor Actor fue elegido Anthony Hopkins.

A partir de las 21 llegaron las primeras emociones con los premios al Mejor Guión Adaptado (para Christopher Hampton y Florian Zeller por «El Padre) y Daniel Kaluuya como Mejor Actor de Reparto. «Gracias a Dios, por tu guía y protección, gracias a mamá, por tus valores, y a toda mi familia», agradeció el actor de Judas y el Mesías Negro. La película danesa Another Round, en tanto, se impuso en el codiciado rubro de Mejor Película Internacional. Y en Mejor Guión Original ganó Promising Young Woman, de (Emerald Fennell).

En Maquillaje y Peinado, se llevó el Oscar La Madre del Blues (Mia Neal, Sergio López Rivera y Jamika Wilson), filme brillantemente protagonizado por Viola Davis. Y en un año donde no hubo premios técnicos honoríficos, Tyler Perry y el representante del Motion Picture & Television Fund subieron a recoger sendos premios humanitarios (bautizados en honor a Jean Hersholt, actor y activista del Hollywood dorado).

Como dijimos, la gran sorpresa de la noche llegó con el premio al Mejor Director, que recayó en la directora china Chloé Zhao, directora de Nomadland. «De niña en China, mi padre me leía cuentos. Y uno de ellos decía que ºla gente es buena cuando nace`. Siempre encontré bondad en cualquier lado del mundo que visité. Le dedico este Oscar a los que tienen en valor de seguir siendo buenos, porque ustedes son los que me inspiran», dijo en un discurso muy aplaudido.

Siguiendo con los premios técnicos, en Mejor Sonido ganó Sound of Metal y en Cortometraje se impuso uno que retrata la violencia policial, Two Distant Strangers, hecho por Travon Free y Martin Desmond Roe.

«En Estados Unidos la policía mata tres personas por día, osea 1000 al año, y casi todos son negros. Policías, no sean indiferentes a nuestro dolor», dijeron ellos en los agradecimientos.
Cortometraje Animado fue el rubro que ganaron Will Mc Cormack y Michael Govier por su trabajo «Si algo me pasa, Los Quiero» y la mejor Película de Animación fue «Soul», hecha por Pete Docter y Kemp Power. En Cortometraje Documental, el ganador fue Colette, de Anthony Giachinno y Alice Doyard.

Respecto del apartado Mejor Documental, se impuso Mi maestro el pulpo, postergando las aspiraciones de la chilena El Agente Topo. En otro rubro técnico, Efectos Visuales, se impuso Tenet. Ya sobre el final de la noche hubo otro premio importante, Mejor Actriz de Reparto, para Yuh Jung Youn, por su labor en Minari.

Mank obtuvo su primer Oscar bien avanzada la ceremonia, con el apartado Diseño de Producción (Donald Graham Burt y Jan Pascale), pero enseguida ese film sumó otro con Mejor Fotografía a cargo de Eric Messerschmidt.

Edición fue para El Sonido del Metal (Mikkel Nielsen) y como Mejor Banda Sonora/ Música Original, se impusieron Trent Reznor,Aticus Ross y Jon Batiste por la música de Soul. La Mejor Canción Original, en tanto, resultó Fight For You, interpretada por HER en Juidas y El Mesías Negro.

Vestuario fue para La Madre del Blues y Sonido para Soul. MUSICA Las canciones, grabadas antes eEsta vez, las canciones nominadas a Mejor Canción original no fueron presentadas en vivo por sus intérpretes sino que ya fueron grabadas previamente en distintas locaciones, como «Husavik», el tema de la película «Eurovision», que lo hizo en Islandia.

Laura Pausini, por su parte, emocionó durante la pregala de los Óscar con su interpretación en italiano e inglés de «Io Sí (Seen)», el tema con el que es candidata a la mejor canción original en la 93 edición de los premios.

La italiana, visiblemente ilusionada, cantó junto a la compositora Diane Warren desde la imponente azotea del Museo de la Academia de Hollywood, un nuevo edificio diseñado por su compatriota Renzo Piano. Desde que conoció su nominación, Pausini ha vivido este experiencia como un sueño «que nunca imaginó» y un orgullo para su país, ya que el tema candidato es íntegramente en italiano y sirve de banda sonora para «La vita davanti a sé» (?The Life Ahead?), la primera película que Sophia Loren ha protagonizado en casi una década.

Una alfombra roja marcada por la pandemia dLos Oscar de la pandemia tuvieron su gala con una alfombra roja muy vacía, de distanciamiento social, con muy pocos medios y estrellas que aparecieron en cuentagotas. Solo 170 personas entre nominados e invitados acudieron este año a los Oscar, un aforo muy reducido debido a las medidas contra el coronavirus que han alterado la gran gala del cine de arriba a abajo.

Por ello, la alfombra, no presentó en esta ocasión las aglomeraciones, gritos, empujones y gran concentración de estrellas que solían verse en ediciones anteriores. La alfombra de Union Station en Los Angeles, en lugar del hogar habitual de los Oscar del Dolby Theatre, fue una instalación mucho más pequeña de lo normal, con solo reporteros de las cadenas acreditadas y con un número muy reducido de fotógrafos que envió imágenes a los medios que este año no pudieron asistir.

En lugar del atasco de figuras de Hollywood de otros años, los Oscar de la pandemia han organizado una entrada muy escalonada de candidatos, respetando la distancia para evitar riesgos de contagio de coronavirus.

Así, en la transmisión que vimos en Argentina por TNT con Axel Kuschevatzky hablando con figuras, por ejemplo, vimos al periodista hablando frente a entrevistados a unos tres metros de distancia y que contaban con sus propios micrófonos.

Una de las grandes novedades de estos Oscar de la pandemia fue la ubicación en Union Station, la estación central de trenes de Los Angeles, con amplio espacio al aire libre, sitio que ha aparecido en películas como «Blade Runner» (1982) o «The Dark Knight Rises» (2012).