El banco de inversión Morgan Stanley estimó que un acuerdo entre la Argentina y el FMI podría demorarse hasta el segundo trimestre de este año, pero advirtió que, más allá de ese plazo, se podría dar un fuerte deterioro de los activos locales.

De acuerdo con un informe difundido por esa compañía, las acciones argentinas podrían bajar más que en las elecciones PASO de 2019, cuando el triunfo en primarias de Alberto Fernández precipitó una caída récord en los títulos del 50% en dólares en un solo día.

«El pago de enero se hará con los Derechos Especiales de Giro que el Gobierno recibió en septiembre del año pasado. Pero en febrero ya no quedan más DEG, por lo que el Banco Central deberá definir si usa parte de las reservas que le quedan para cumplir con esa cancelación de U$S 380 millones», puntualizó el reporte. .

Para Morgan Stanley, un default con el Fondo Monetario podría provocar una caída del 70% en las acciones -medidas en dólares- mientras que los bonos de la deuda soberana pasarían de los actuales U$S 35 a U$S20.

El Gobierno debería cerrar un acuerdo con el FMI antes del 22 de marzo, ya que ese día vencen U$S 2.800 millones del préstamo que ese organismo otorgó al país en 2018.

Ante la proximidad de ese vencimiento, el banco de inversión estimó que la falta de acuerdo no podría prolongarse demasiado.

En ese sentido, planteó un «escenario base», en el que las acciones podrían mejorar un 50%, de lograrse un acuerdo antes de aquella fecha.

«Las acciones podrían empezar a beneficiarse del ajuste macro gradual», resaltó Morgan Stanley.

En este marco, el banco mostró preferencia por el bono de la deuda argentina con vencimiento en 2041, por encima de otros títulos surgidos del canje como el 2038 y el 2046.

Pero por el momento, recomendó no entrar en activos argentinos: «No hay motivos para apurarse», a raíz de la incertidumbre económica que reina en el país , según el informe.

Por otra parte, la compañía consideró que el Banco central tiene reservas líquidas negativas por U$S 700 millones, situación que se agravaría en los próximos meses.

Por último, estimó que la inflación llegará a 57% en 2022, por encima de la registrada en 2021.