22 julio, 2024

Moody’s advierte sobre la inevitabilidad de un ajuste económico en Argentina Post-Elecciones

La calificadora de riesgo norteamericana, Moody’s, ha emitido una advertencia sobre la inevitabilidad de un ajuste económico en Argentina, independientemente del resultado de las elecciones presidenciales.

Por Gabriel Rodriguez

La calificadora de riesgo norteamericana, Moody’s, ha emitido una advertencia sobre la inevitabilidad de un ajuste económico en Argentina, independientemente del resultado de las elecciones presidenciales.

Según el análisis de Moody’s, el país enfrenta desequilibrios macroeconómicos y fiscales significativos, lo que hace que el ajuste sea inevitable.

El informe destaca la alta incertidumbre política en Argentina, especialmente debido a las visiones contrastantes entre los candidatos presidenciales, Sergio Massa y Javier Milei. Según Moody’s, los argentinos tendrán que elegir entre dos opciones difíciles: respaldar los fuertes ajustes macrofiscales propuestos por Milei o la postura política menos ortodoxa de Massa, que, sin embargo, exacerba las distorsiones macroeconómicas.

El resultado del balotaje, programado para el 19 de noviembre, determinará el camino económico del país. Bajo un gobierno de Massa, se esperan medidas correctivas graduales para evitar la agitación política y social, aunque esto retrasaría los ajustes necesarios para abordar el recalentamiento económico. Por otro lado, un gobierno de Milei implementaría medidas contundentes para abordar los desequilibrios, pero implicaría un ajuste económico profundo y una repentina caída de la demanda interna.

Moody’s también advierte que ambas opciones aumentan el riesgo de un evento crediticio en 2024-2025 debido a las limitadas reservas de divisas y la contracción económica. Además, señala que el plan de dolarización propuesto por Milei enfrentará desafíos debido a las escasas reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y la falta de apoyo político en el Congreso para medidas impopulares.

En términos del impacto en el sector corporativo, Moody’s estima que la calidad crediticia de las empresas no financieras empeorará debido a los problemas económicos. Los controles de capital dificultarán el refinanciamiento de la deuda externa, aumentando el riesgo crediticio para estas empresas.

Además, se espera que haya cambios en las tarifas y subsidios de los servicios públicos, lo que probablemente resultará en un aumento nominal de las tarifas para reducir los déficits. Sin embargo, la inflación y la pérdida de poder adquisitivo de la población dificultarán la implementación y se espera cierta preocupación sobre la capacidad de pago de los clientes, complicando cualquier cambio estructural en este ámbito.

En resumen, según Moody’s, un ajuste económico es inevitable en Argentina, y las elecciones determinarán la velocidad y la profundidad con las que se llevará a cabo este ajuste. La calificadora destaca la necesidad de medidas drásticas y políticas coherentes para abordar los desafíos económicos del país.