Por Alejo Pombo

El histórico capitán de la Selección argentina de básquetbol, Luis Scola, se retiró de la actividad a los 41 años será dirigente del Pallacanestro Varese de Italia, tras haberse retirado de la actividad a los 41 años.

Tras jugar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Scola se retiró de la actividad y será CEO del equipo en el que militó la última temporada.

El ex capitán del seleccionado nacional se había reincorporado al Varese en agosto pasado tras unas vacaciones, pero no había definido su futuro como jugador.

«Es un orgullo para Varese anunciar un nuevo ingreso a la Junta Directiva: se trata de Luis Scola, quien ocupará el cargo de CEO del club rojiblanco. Esta incorporación embellece y consolida el tejido de gestión de esta organización y tiene como objetivos que sus estrategias operativas para el futuro sean cada vez más sólidas», aseguró el club en un comunicado.

Scola será presentado el miércoles en sus nuevas funciones, que ya lo tendrán fuera del rectángulo de juego.

El ahora ex jugador, formó para de la Selección argentina desde 1999 hasta el 2021, de manera ininterrumpida, y entre sus mayores logros estuvo la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, la de plata en el Mundial de Indianápolis 2002, la de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, y el subcampeonato del Mundial de China en 2019.

Con la camiseta nacoinal jugó cinco Juegos Olímpicos (2004, 2008, 2012, 2016 y 2021) y cinco Mundiales (2002, 2006, 2010, 2014 y 2019), único jugador en lograrlo.

Como jugador profesional debutó en la Liga Nacional en Ferro Carril Oeste en 1996, y después pasó por la Liga ACB de España (Baskonia, Gijón y Vitoria), pasó por la NBA (Houston, Phoenix, Indiana, Toronto y Brooklyn), dos temporadas en China y otras dos en Italia (Milano y Varese).