15 junio, 2024

Los aumentos de servicios privados llegarán en marzo

Aunque el Gobierno definió topes, varios rubros de servicios ya pasaron a tener un ritmo de subas mensuales que afectarán el resto de los consumos de los hogares

Por Ale Pombo

Aunque el Gobierno definió topes, varios rubros de servicios ya pasaron a tener un ritmo de subas mensuales que afectarán el resto de los consumos de los hogares

Mientras la tasa de inflación tiende a acomodarse en un nivel del 6% mensual durante el primer trimestre del año, los incrementos en servicios y tarifas tiene una indexación cada vez más acelerada. El mes de marzo marcará el comienzo de nuevas subas en varios rubros, entre ellos cuotas de colegios, tarifas de transporte, prepagas o combustibles, que ya pasaron a tener un ritmo de ajustes mensual.

Subte

Desde el martes 7 de marzo el boleto de subte pasará a costar $58 mientras que el Premetro valdrá $20, según confirmó, a través de una resolución publicada este lunes, la empresa Subterráneos de Buenos Aires (Sbase). La actualización se aplicará en cuatro tramos y el boleto pasará a costar $67 en mayo, $74 en junio y $80 en septiembre.

Colegios privados

El Gobierno definió un esquema de aumentos para los colegios que cuentan con subvención estatal al que adhirieron 18 provincias, entre ellas Buenos Aires y CABA. Según el acuerdo, las cuotas subirán hasta 16,38% en marzo y en los meses siguientes tendrán ajustes de 3,35% hasta junio.

Prepagas

Desde el inicio de 2023 entró en vigencia un nuevo esquema de aumentos para las cuotas de la medicina prepaga con subas mensuales. En marzo, la suba será de 7,66% para todos los usuarios sobre la base de la variación del índice de costos de salud (que contempla la evolución de medicamentos, insumos y salarios del sector), mientras que los afiliados con ingresos netos por debajo de $392.562 (seis salarios mínimos) podrán completar un formulario y acceder a una suba menor, de 5,04 por ciento.

Combustibles

En marzo será el último mes del acuerdo de precios firmado por la Secretaría de Energía y las empresas del sector, que ya incluyó subas de 4% en diciembre, enero y febrero. En el tercer mes del año el ajuste será de 3,8% y según anticiparon desde las petroleras se aplicará a mediados de mes.

Tarifas de agua

Desde 2022, se viene aplicando un recorte gradual de subsidios en la tarifa del servicio a cargo de AySA. La última quita fue en enero. En marzo, los usuarios de zonas medias -según el coeficiente zonal- comenzarán a pagar la tarifa plena (son unos 984.000 usuarios residenciales). En tanto, los clientes de zonas medias-bajas mantendrán desde marzo un 15% de subsidio sobre el precio final de la factura. (son unos 1,1 millones de usuarios).

Existe un registro -en la página del ERAS- donde quienes pierdan los subsidios pueden solicitar mantenerlos siempre que sus ingresos familiares sean menores a dos canastas básicas ($327.078 a febrero). Los usuarios que tengan coeficiente Zonal entre 1,10 y 1,45 tendrán el beneficio automáticamente.

Transporte

A partir del 1° de marzo comienza a regir el nuevo cuadro tarifario para el transporte público en el AMBA, que se actualizará mensualmente según el índice IPC del Indec. A partir de la actualización, marzo iniciará con un valor de $37,10 para el boleto si el recorrido es hasta 3 kilómetros; $41,34 para una distancia entre 3 y 6 kilómetros; $44,52 entre 6 y 12 kilómetros; $47,70 entre 12 y 27 kilómetros; y $50,88 si el recorrido supera los 27 kilómetros.

En el caso de los trenes, el pasaje mínimo será de $18,02 para las líneas Roca, Belgrano Sur, Belgrano Norte y Urquiza; y $23,32 para las líneas Sarmiento, Mitre y San Martín.

Tarifas de gas

Los usuarios -según adelantó la secretaria de Energía, Flavia Royón- tendrán una única actualización en todo el 2023 en el precio de 28,3%. Mientras que los clientes de menores ingresos (Nivel 2 de la segmentación) no tendrán aumento en el costo del metro cúbico.

Sin embargo, a este porcentaje luego se le agregarán las subas correspondientes a los servicios de transporte y distribución, que también impactan en el precio final de la factura. Según estimaciones del sector, y en función de los aumentos ya definidos, la suma de todos los componentes -transporte, distribución, precio del gas e impuestos- representaría un incremento del 50% para un usuario de ingresos medios (Nivel 3 de la segmentación).

Aumentos para porteños

El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires confirmó nuevas tarifas para los servicios de Verificación Técnica Vehicular (VTV), estacionamiento medido, acarreo y Ecobici.

La suba para la Verificación Técnica Vehicular (VTV) se implementará en dos tramos: 80% desde este martes 28 de febrero y 51% desde mayo. La revisión obligatoria para los autos subirá de $4.024 a $7.242 y llegará a $ 9.296 en mayo. Para las motos, pasará de $1.513 a $2.723 y llegarán a $3.495 en mayo.

Para el estacionamiento medido, el valor pasará de $45 a $81 la hora, un aumento del 45 por ciento. En el caso del acarreo, el servicio también aumentará un 45% y subirá de $6.525 a $9.462. Finalmente, el alquiler de las Ecobici continuará siendo gratuito para realizar cuatro viajes por día de hasta 30 minutos, de lunes a viernes, para los residentes en la ciudad. Mientas que el pase que permitía seis viajes por día de hasta 60 minutos pasará de $1.275 mensuales a $1.785.

Inflación en alza

Las consultoras y analistas económicos no esperan una baja significativa en la inflación para los próximos meses porque consideran que hay varios factores que ponen un piso alto al incremento del índice como el aumento de la tasa de devaluación del peso durante la primera quincena de febrero, el impacto del aumento del precio de la carne, el carácter de alta inflación estacional de marzo -por indumentaria e inicios de clases- y la continuidad de ajustes al alza en los precios regulados.

“Existen elementos de fondo que no permiten ser muy optimistas respecto de la posibilidad de observar una tendencia declinante en la inflación. La economía argentina nunca se olvidó de la gimnasia de ajuste de precios de los años 80, pero últimamente recuperó cierta dinámica temporal de esa década: los ajustes dejaron hace tiempo de ser espaciados y en meses estipulados, los ajustes salariales ya no son semestrales. Los aumentos son permanentes y continuos”, dijo a Infobae Pablo Besmedrisnik, socio de VDC Consultora.

“Estamos en un proceso inflacionario fundado en una fragilidad macroeconómica notable, con restricciones del lado de la oferta de bienes, por limitaciones a las importaciones o por cuestiones climáticas, pero que adquirió el carácter de inercial, persistente. El carácter inercial y persistente colaboran en generar confusión entre los diferentes agentes económicos, que no encuentran precios de referencia y cuya única racionalidad es escaparle al peso que con certeza mañana valdrá menos y gastar en lo que pueda”, agregó el economista.

Los economistas coinciden en que marzo suele ser, por cuestiones estacionales, un mes con una inflación más alta en promedio. A esto se suman otros factores que hacen difícil desactivar la inercia alcista: la sequía va a seguir impactando en el precio de alimentos, la carne vacuna probablemente siga transando al consumidor final, los ajustes salariales van a seguir su curso. Y con un Gobierno que va a intentar que el crawling peg (devaluaciones) siga más alineado con la inflación y con restricciones a las importaciones”, enumeró Santiago Manoukian, de Ecolatina.

Con todo, los especialistas coinciden en que el nuevo sistema de control de precios -con los rubros que se sumaron al programa de Precios Justos- está teniendo un éxito relativo y con fórceps. “Es un acuerdo amplio, con varios sectores, distintos a otras épocas y acompañando por una política fiscal y monetaria contractiva pero al mismo tiempo se encuentra con un panorama de que el mayor acceso de las empresas a dólares se puede incumplir y que se resquebrajen los acuerdos”, advirtió Manoukian.

“La eficiencia de los controles de precios merma con fuerza a partir del tercer mes de su implementación. A partir de marzo, la autoridad económica se encontrará ante el desafío de sostener presiones inflacionarias crecientes en los alimentos con mecanismos de control erosionados en plena campaña electoral”, concluyó Pablo Besmedrisnik.