21 mayo, 2024

La noche soñada de Otamendi, capitanía y gol en el triunfo de Argentina

Nicolás Otamendi, fue el capitán del equipo, esta noche, y anotó el gol del triunfo ante Paraguay por 1 a 0 por las ausencias de Lionel Messi, quien fue suplente, y Ángel Di María.

El defensor Nicolás Otamendi, uno de los grandes referentes de la Selección argentina, fue el capitán del equipo, esta noche, y anotó el gol del triunfo ante Paraguay por 1 a 0 por las ausencias de Lionel Messi, quien fue suplente, y Ángel Di María.

El futbolista del Benfica de Portugal, que forma parte de la Selección desde 2009, disputó más de un centenar de partidos con la camiseta de la Selección nacional a lo largo de su carrera, incluso se convirtió en uno de los grandes pilares del ciclo Scaloni.

Esto lo llevó a ser considerado por el cuerpo técnico y sus compañeros como uno de los referentes, por ellos, este jueves, el zaguero vivió un merecido reconocimiento al ser el capitán del equipo en el triunfo ante Paraguay con un tanto suyo por la tercera fecha de las Eliminatorias Sudamericanas.

El marcador central de 35 años heredó la cinta debido a las ausencias de Messi- quien ingresó en el complemento y le cedió el brazalete- y Di María, que quedó afuera de la convocatoria por una lesión. Por este motivo, el surgido en Vélez fue el encargado de liderar al equipo por primera vez en cuatro años.

Para encontrar la última vez que Otamendi había sido el capitán argentino hay que retroceder al 9 de octubre de 2019: aquel día, la Selección empató 2 a 2 frente a Alemania en un amistoso disputado en Dortmund, donde tampoco estuvieron los rosarinos campeones del mundo.

Esa fue la segunda vez que el defensor vistió la cinta. Unas semanas antes del duelo contra los europeos, el defensor tuvo su primera experiencia como capitán en otro amistoso, en este caso frente a Chile, que acabó con un aburrido 0 a 0.

Cuatro años después de su última vez, ya convertido en campeón de América y del Mundo, Otamendi volvió a vestir el brazalete de capitán, y lo hizo por 52 minutos. Tras el ingreso de Messi, a los siete del segundo tiempo, el defensor le entregó la cinta.