28 febrero, 2024

Jornada intensa de dimes y diretes en el gobierno en torno al impuesto a la ganancia

La Casa Rosada dejó trascender hoy que el Gobierno evaluaba actualizar el piso del impuesto a las ganancias a partir de julio próximo, antes de que el Ministerio de Economía informara, horas más tarde, que el mínimo no imponible se elevará desde el mes que viene y se anunciara para mañana la confirmación formal.

Por Gabriel Rodriguez

La Casa Rosada dejó trascender hoy que el Gobierno evaluaba actualizar el piso del impuesto a las ganancias a partir de julio próximo, antes de que el Ministerio de Economía informara, horas más tarde, que el mínimo no imponible se elevará desde el mes que viene y se anunciara para mañana la confirmación formal.

De este modo, después de un temprano reclamo del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el Gobierno protagonizó otra jornada de idas y vueltas en términos comunicacionales, de igual modo que había sucedido días atrás con los dimes y diretes sobre las retenciones a las exportaciones de granos, en aquella ocasión, incluso con el jefe de Estado, Alberto Fernández, como uno de los protagonistas del contrapunto oficial.

Esta mañana, Massa reafirmó su pedido para que se actualice en lo inmediato el piso del impuesto a las ganancias con el objetivo de beneficiar a los trabajadores y jubilados que quedaron alcanzados por el tributo tras las recientes actualizaciones salariales y de haberes.

Lo hizo mediante una nueva carta que le envió al ministro de Economía, Martín Guzmán, en la que reiteró su solicitud para que se eleve a la brevedad el piso previsto para empezar a pagar el impuesto, algo que el propio Massa impulsó el año pasado, para evitar que impacte en el medio aguinaldo que los empleados en relación de dependencia deben cobrar en junio.

Sin embargo, pese al pedido del titular de la Cámara baja, el Gobierno dejó trascender promediando la mañana que evaluaba actualizar el mínimo no imponible del gravamen a partir de julio.

Así lo expresaron a NA fuentes de la Casa Rosada, que consideraron que los reiterados pedidos de Massa respondían a «su forma de hacer política» de cara a su electorado.

En tanto, la portavoz presidencial Gabriela Cerruti aclaró en conferencia de prensa que la modificación se hará «en los próximos días». Y afirmó: «Así como otros hicieron campaña diciendo que iban a terminar con este impuesto y durante cuatro años no hicieron absolutamente nada, este Gobierno se comprometió a subir el piso y así sucedió. También mejorarlo cada vez que fuera necesario y eso sucederá en los próximos meses».

En su nuevo texto, Massa detalló que, en base a una evaluación realizada por equipos técnicos, los trabajadores y jubilados alcanzados por el impuesto se «han incrementado sustancialmente» en estos últimos dos meses. Además, explicó que, a febrero de 2022, la cantidad de «retenidos» por el tributo era de 742.964 y dicha suma se elevó a 847.878 en abril, un 14% de incremento en solo dos meses.

Al término de otra jornada de idas y vueltas en torno de este asunto, el Palacio de Hacienda confirmó, contradiciendo de esta manera a la Casa Rosada, que elevará el mínimo para el pago del impuesto para los empleados en relación de dependencia de la cuarta categoría a partir de junio, el mes que viene, y se eximirá del tributo a los dos medio aguinaldos.

Pero Massa no quedó conforme con el anuncio formal de la cartera que preside Guzmán y para garantizarse que el gravamen no impacto en la próxima liquidación del medio Sueldo Anual Complementario (SAC) anticipó que presentará la semana próxima un proyecto de ley para subir el piso a 275.000 pesos si el Poder Ejecutivo no publica un decreto en tal sentido a la brevedad.

En la actualidad, el mínimo no imponible se ubica en los 225.937 pesos para los empleados en relación de dependencia de la cuarta categoría.

Finalmente, ya cuando caía la tarde y al término de otra jornada agitada en Balcarce 50, la Casa Rosada informó que este viernes el presidente Fernández, Massa y Guzmán, junto con referentes del sindicalismo, anunciarán de manera oficial la modificación en el impuesto a las ganancias.