27 febrero, 2024

Israel y Hamás declaran alto el fuego: Expectativas por rehenes argentinos

Israel y Hamás han iniciado un alto el fuego de cuatro días en Gaza, marcando la primera pausa en una guerra que ha devastado el enclave palestino durante 48 días.

Por Gabriel Rodriguez

Israel y Hamás han iniciado un alto el fuego de cuatro días en Gaza, marcando la primera pausa en una guerra que ha devastado el enclave palestino durante 48 días. Aunque ambas partes han señalado que esta tregua es temporal antes de la posible reanudación de los combates, se espera que brinde una oportunidad para liberar a los rehenes argentinos capturados durante el conflicto.

La tregua, que comenzó a las 7:00 hora local, incluye un alto el fuego general en el norte y sur de Gaza. Se espera la liberación de 13 rehenes israelíes, principalmente mujeres y niños, y la entrada de ayuda humanitaria en el territorio afectado. A cambio, se liberarán prisioneros palestinos de cárceles israelíes.

Durante las horas previas al alto el fuego, los combates se intensificaron, y un hospital en la ciudad de Gaza fue uno de los objetivos bombardeados. El inicio de la tregua ha generado esperanza, pero también precaución, ya que las partes involucradas han advertido que esta pausa es temporal.

La expectativa se centra en la situación de los rehenes argentinos, que ascienden a una veintena de personas. Con el inicio de la tregua, se espera que se avance en la liberación de estos ciudadanos argentinos que fueron capturados por el grupo islamista Hamás.

Las negociaciones y los esfuerzos diplomáticos para garantizar la liberación de los rehenes argentinos continúan, y la comunidad internacional está atenta a los desarrollos durante estos días de tregua. El canciller argentino, Santiago Cafiero, expresó su agradecimiento a Qatar y Egipto por sus esfuerzos constructivos y su mediación para lograr la tregua.

A medida que se desarrolla esta pausa temporal, la atención se centra en la posibilidad de avanzar hacia una tregua permanente y en la situación humanitaria en Gaza, donde las condiciones son cada vez más desesperadas para la población afectada por el conflicto.