18 mayo, 2024

Incertidumbre en el mercado de alquileres ante posible anulación del DNU: ¿Qué pasará con los contratos?

Una de las principales interrogantes es si se regresará al escenario previo a la derogación de la ley y qué sucederá con los contratos celebrados desde que el presidente envió el DNU al Congreso hasta la fecha actual.

Por Gabriel Rodriguez

La reciente negativa del Senado de la Nación a aprobar el extenso Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) presentado por el Gobierno, que incluía la derogación de la Ley de Alquileres, ha generado incertidumbre entre inquilinos y propietarios sobre el futuro de los contratos firmados en los últimos meses, en caso de que la medida oficial no prospere.

Una de las principales interrogantes es si se regresará al escenario previo a la derogación de la ley y qué sucederá con los contratos celebrados desde que el presidente envió el DNU al Congreso hasta la fecha actual.

El mencionado DNU contemplaba la derogación total de la Ley 27.551, sancionada en julio de 2020, junto con las modificaciones realizadas en octubre de 2023 (Ley 27.337). La preocupación en el mercado inmobiliario radica en el posible retorno a una disminución de la oferta, como ocurrió en los últimos años desde la implementación de la ley, tendencia que comenzaba a revertirse en los últimos meses.

De acuerdo con un análisis privado de Monitor Inmobiliario, la oferta de alquileres ha experimentado un incremento del 60% en la Ciudad de Buenos Aires en comparación con los datos de enero de 2023. Por su parte, el portal Zonaprop reporta una desaceleración en los precios de publicación al inicio de los contratos, con aumentos registrados en los últimos meses por debajo de la tasa de inflación.

Según estimaciones del mercado, en la Ciudad de Buenos Aires hay alrededor de 12.000 viviendas disponibles para alquiler. Sin embargo, la incertidumbre persiste en cuanto al destino de los contratos firmados tras la entrada en vigor del DNU.

Hasta que el DNU no sea tratado nuevamente por la Cámara de Diputados, continúa vigente. Pero surge la interrogante sobre qué sucederá con los contratos celebrados durante este período.

Enrique Abatti, abogado y representante de la Cámara de Propietarios de la Argentina, aclara que un cambio o derogación de la ley no afectará a los contratos en curso. «Los contratos vigentes seguirán en pie», afirma.