Guillermo Barros Schelotto se convirtió en el flamante entrenador de Boca, en lugar de Rodolfo Arruabarrena, luego de haber llegado a un acuerdo con el presidente del club Daniel Angelici.

Barros Schelotto y Angelici mantuvieron una extensa reunión en la casa del entrenador, en City Bell.

Angelici oficializó hoy la rescisión del contrato de Arruaberra y después del mediodía se reunió con Barros Schelotto, quien hace algunas semanas regresó al país después de no haber podido dirigir al Palermo italiano por falta de habilitación.