28 febrero, 2024

Grabois expresa dudas sobre cambios en Milei tras encuentro con el Papa Francisco

En medio de la reciente reunión entre el presidente argentino, Javier Milei, y el Papa Francisco en Roma, el dirigente social Juan Grabois expresó sus expectativas y escepticismo sobre un posible cambio en las políticas económicas del mandatario.

Por Gabriel Rodríguez

En medio de la reciente reunión entre el presidente argentino, Javier Milei, y el Papa Francisco en Roma, el dirigente social Juan Grabois expresó sus expectativas y escepticismo sobre un posible cambio en las políticas económicas del mandatario.

«Ojalá que vuelva y que cambie de programa económico, aunque la verdad que lo dudo», manifestó Grabois al referirse al encuentro entre Milei y el Sumo Pontífice. El dirigente social, cercano al Papa, expresó su desconfianza en que el presidente argentino modifique sus posturas económicas, a las que calificó como «fanáticas de un dogma malvado».

En declaraciones a El Destape, Grabois destacó la preocupación por las posturas de Milei, a quien describió como un defensor de «la autonomía absoluta de los mercados», señalando que esta perspectiva ha llevado históricamente al desastre económico. Afirmó que el orden espontáneo del libre mercado suele beneficiar al más fuerte, según su análisis.

«Ojalá que Milei vuelva y que cambie de programa económico, aunque la verdad que lo dudo. Porque es un fanático de un dogma malvado», reiteró Grabois, quien lamentó las declaraciones de Milei en Davos, donde el presidente elogió a los grandes empresarios como «héroes» y «benefactores de la sociedad».

Para Grabois, las posturas de Milei contrastan con el pensamiento social expresado por el Papa Francisco en sus discursos y encíclicas, destacando una crítica acentuada al capitalismo liberal. El dirigente social subrayó la caída en los ingresos de jubilados, asalariados e informales bajo el programa económico actual y se autodefinió como «opositor frontal» a dichas políticas, llamando a la construcción de una alternativa.

«Milei es un líder carismático que va al frente. Eso no es bueno ni malo, porque si vos vas al frente para hacer el mal, es malo», enfatizó Grabois. Criticó la falta de cumplimiento de las promesas de Milei y advirtió sobre posibles consecuencias negativas en el conflicto con las provincias, especialmente en relación con los subsidios al transporte y la coparticipación.

En conclusión, Grabois dejó entrever sus dudas sobre la posibilidad de que el encuentro con el Papa tenga un impacto significativo en las políticas económicas de Milei, manteniendo su posición como opositor a las actuales medidas.