12 abril, 2024

Giuliano anunció que el subsidio al transporte público será opcional para los pasajeros

El ministro de Transporte de Argentina, Diego Giuliano, anunció en una conferencia de prensa que los usuarios del transporte público podrán renunciar voluntariamente a los subsidios aplicados en las tarifas a través de la tarjeta SUBE.

Por Gabriel Rodriguez

El ministro de Transporte de Argentina, Diego Giuliano, anunció en una conferencia de prensa que los usuarios del transporte público podrán renunciar voluntariamente a los subsidios aplicados en las tarifas a través de la tarjeta SUBE.

La medida entrará en vigencia a partir del 20 de octubre y estará disponible para los 5 millones de usuarios de colectivos y trenes de jurisdicción nacional que se desplazan por el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y las 53 localidades en todo el país que utilizan la tarjeta SUBE.

Los usuarios que opten por renunciar al subsidio pagarán tarifas completas, con un costo promedio de $1.100 para los boletos de tren y $700 para los boletos de colectivo. El preaviso para completar el formulario en línea se realizará el 17 de octubre, el formulario estará disponible para completarlo exclusivamente en línea a partir del 20 de octubre, y el cobro se activará automáticamente a partir del 27 de octubre para aquellos que hayan optado por renunciar al subsidio. Además, se permitirá solicitar pagar la tarifa plena sin subsidio directamente a los conductores de colectivo.

El ministro Giuliano aclaró que la renuncia al subsidio no afectará la capacidad de los usuarios para comprar dólares a través del régimen de ahorro, y subrayó que esta medida es completamente opcional. La iniciativa tiene un mensaje político claro, ya que permite a los ciudadanos que estén de acuerdo con la política de no subsidiar el transporte público renunciar voluntariamente a esta ayuda del Estado.

Al renunciar al subsidio, los usuarios perderán los beneficios asociados con la Red de SUBE, incluyendo descuentos para grupos sociales con un 55% de descuento, descuentos por trasbordos en el AMBA y otros atributos locales definidos por las jurisdicciones que aceptan pagos con SUBE.

Giuliano también confirmó que, independientemente de esta opción, las tarifas del transporte público determinadas por el Gobierno nacional se mantendrán congeladas hasta el 10 de diciembre y que, en caso de que el Gobierno continúe en funciones, se implementará un cambio en el sistema de subsidios hacia un enfoque basado en la demanda utilizando la tarjeta SUBE. La medida busca dar a los ciudadanos la oportunidad de respaldar con sus acciones las plataformas políticas que eligen.