16 junio, 2024

FMI: Dudas y certezas sobre cómo seguirá el programa con el organismo

El Gobierno dejó entrever cuáles serán las nuevas metas de reservas, aunque el Fondo Monetario no dio precisiones. Las dudas sobre si podría haber otro “dólar soja”

Por Ale Pombo

El Gobierno dejó entrever cuáles serán las nuevas metas de reservas, aunque el Fondo Monetario no dio precisiones. Las dudas sobre si podría haber otro “dólar soja”

El Gobierno y el FMI anunciaron que llegaron a un acuerdo para recalcular la meta de acumulación de reservas en el Banco Central como consecuencia del impacto de la sequía, y llevarán adelante así el cambio más sustancial desde que entró en vigencia el nuevo Extended Fund Facility (EFF) hace poco menos de un año.

El comunicado que difundió esta tarde el Fondo Monetario respaldó la solicitud hecha por el Ministerio de Economía para revisar el sendero de metas condicionales para el acopio de divisas en el BCRA, el objetivo más sensible dentro de los tres que conforman la columna vertebral del EFF, junto al déficit fiscal y la emisión monetaria.

Qué se sabe y qué no
– Reservas: el FMI solamente mencionó que Argentina solicitó “revisiones de los objetivos de reservas para 2023″. “Esto acomodará parcialmente el impacto cada vez más severo de la sequía, al mismo tiempo que tendrá en cuenta los efectos compensatorios de menores precios de importación de energía y las medidas de políticas acordadas. Se solicita que la mayor parte de esta acomodación se realice a principios de 2023, en consonancia con el impacto adelantado de la sequía”, dijo el staff

En paralelo, desde el Ministerio de Economía dejaron trascender que la meta trimestral se reajustaría en USD 3.000 millones y la anual, en unos USD 2.000 millones.

– Sequía: el Fondo Monetario atribuyó a esa causa la necesidad de revisar los postulados centrales del acuerdo. “En un contexto económico más desafiante, particularmente la sequía cada vez más severa, se necesitan acciones de política más sólidas para salvaguardar la estabilidad, abordar el aumento de la inflación y los reveses de políticas, así como mantener el ancla del programa. En este contexto, se solicitan revisiones de los objetivos de reservas para 2023″, remarcó el FMI.

– Subsidios: el organismo solicitó en su comunicado una aplicación completa del esquema de segmentación de tarifas, algo que mencionó como central para poder cumplir el objetivo de reducción del déficit fiscal hasta 1,9% del PBI. En el ministerio aseguraron que las conversaciones con el organismo sobre tarifas versaron sobre “acelerar la segmentación para terminar con la regresividad en los subsidios”.

“Para cumplir con las metas de reducción del déficit y fortalecer la progresividad de los subsidios energéticos, las autoridades planean continuar implementando el esquema de segmentación acordado, eliminando los subsidios para los usuarios residenciales de mayores ingresos a partir de mayo y para los usuarios comerciales a fines de 2023″, dijo el Fondo.

– Moratoria jubilatoria: el FMI incluyó una mención al respecto, quizás con un llamado de atención sobre la aprobación de esa medida, que implicará un costo fiscal adicional para las cuentas públicas.

“Se tomarán medidas tempranas y decididas para abordar de manera sostenible los costos fiscales de la aprobación imprevista de la moratoria de pensiones para asegurar los objetivos fiscales para este año y los próximos”, dijo el comunicado del staff.

En el Palacio de Hacienda, por su parte, interpretaron que el Fondo Monetario “señala la importancia de que sea justa, debe estar orientada a los más vulnerables y sin desborde de gasto”.

– Inflación: el comunicado oficial que difundió el organismo resaltó que “repuntó en los últimos meses”. “Se necesita un paquete de políticas más sólido para salvaguardar la estabilidad macroeconómica, abordar el aumento de la inflación y los recientes reveses de políticas, así como garantizar el logro de los objetivos subyacentes del programa”, dijo el Fondo.

– Dólar: el Ministerio de Economía mencionó, dentro de su punteo de cuestiones más salientes del diálogo con el Fondo, que “habilita mecanismos de aumento de la competitividad externa a través del fomento de exportaciones para fortalecer la cobertura de reservas (lo que incluye medidas de política cambiaria temporales)”. No está determinado aún si podría incluir así esquemas como el dólar soja o el nuevo dólar para economías regionales anunciado por Massa hace algunas semanas.

De todas formas, el FMI pone también límites al uso de reservas para contener a los dólares paralelos. El Fondo habló de “racionalización de la política cambiaria” y que los funcionarios argentinos “se comprometen a no utilizar reservas internacionales ni emitir instrumentos de deuda externa de corto plazo para intervenir en los mercados cambiarios paralelos”.

– Directorio: falta, aún, un paso clave para que el acuerdo anunciado hoy por las dos partes tenga forma concreta. El informe que elaborará el staff del organismo deberá ser girado al máximo órgano de decisión, el board, para que dé luz verde a los cambios propuestos y consensuados.

Recién cuando el directorio haya habilitado ese paso, el desembolso de USD 5.300 millones podría ser girado al Banco Central. Aún no está claro cuándo podría sesionar el board, pero el reloj corre: el vencimiento de USD 2.700 millones cae el próximo miércoles 22. Ese mismo miércoles o un día antes podría reunirse el directorio.