Decenas de fanáticos formaban esta noche una fila para ingresar a la Casa Rosada y despedir a Diego Armando Maradona, que será velado desde mañana a las 8 en un salón de la sede de Gobierno.

En una jornada de conmoción mundial por la noticia, los primeros devotos del Diez se acercaron a la Plaza de Mayo con más de ocho horas de anticipación al inicio de la ceremonia para asegurarse darle el adiós a la leyenda futbolística argentina.

Paralelamente, el país se unió esta noche en un sentido aplauso, mientras los estadios de fútbol encendieron su iluminación desde las 22, en homenaje al excapitán y DT del seleccionado nacional.

En el Obelisco, el mayor ícono porteño, miles de fieles maradonianos permanecían concentrados para recordarlo. También en el estadio de Argentinos Juniors, llamado Diego Armando Maradona, club que dio origen al mito del fútbol mundial.

Diego, de 60 años, falleció este miércoles en horas del mediodía por una descompensación cardíaca que sufrió en una casa del barrio San Andrés, de la localidad bonaerense de Tigre.

En ese lugar, el astro permanecía con asistencia médica desde el pasado miércoles 11, después de someterse a una operación por un hematoma subdural en su cabeza, el martes 3 del corriente mes, en la Clínica Olivos.