23 junio, 2024

El gobierno sale en ayuda de tomadores de créditos UVA

El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat anunció ayer que los bancos otorgarán subsidios para que la cuota mensual no supere el 35% de los ingresos familiares.

Por Alejo Pombo

El ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, aseguró ayer que los bancos otorgarán subsidios a las familias que hayan tomado créditos hipotecarios UVA para que la cuota mensual no supere el 35% de los ingresos.

«Los bancos van a subsidiar las cuotas de los hipotecados UVA que superen el 35% del ingreso del grupo familiar: Ninguna cuota de un crédito UVA puede superar ese porcentaje del salario familiar», sostuvo el funcionario.

Ferraresi anticipó que el Banco Central establecerá una instancia de «monitoreo y alerta temprana» para identificar posibles casos de riesgo que afecten a deudores hipotecarios UVA, en aquellos casos donde la relación cuota ingreso supere los límites establecidos.

En declaraciones radiales, el ministro indicó además que «cada uno de los bancos deberá definir qué solución le ofrecen a los hipotecados.

El Banco Nación y el Banco Provincia van a subsidiar las cuotas que superen el 35%. El Banco Hipotecario, donde hay 7.655 tomadores de créditos UVA, se saldrán de la modalidad UVA para ajustarse de acuerdo con la evolución salarial».

«La mayoría de los créditos UVA están en el Nación y el Provincia, entre ambos superan los 70 mil. Se genera entonces un encuadre de tranquilidad», consideró.

En el caso de Banco Hipotecario, a partir de la decisión tomada por el Comité Ejecutivo del Programa Procrear, se migrará la cartera de créditos otorgados -un total de 7.655- bajo la modalidad UVA, al nuevo sistema de ajuste Hog.Ar a partir del 1 de junio. «Es el banco (Hipotecario), que nosotros manejamos a través del Fiduciario del Procrear, y lo hacemos como un disparador para demostrar cómo impacta en el sistema financiero.

«Además, los créditos tomados allí fueron exclusivamente para construir viviendas, ello se vuelca al
sistema productivo y con esos ingresos podemos seguir construyendo», señaló.

Según el funcionario, esta decisión «es un disparador. Nosotros vamos a hacer un aporte de $5.000 millones del fondo fiduciario.

Donde haya alguna dificultad para sostener el crédito, se tomarán medidas desde el Ministerio».
Los créditos hipotecarios UVA fueron lanzados por el Gobierno de Mauricio Macri: se basan en que la actualización de las cuotas debe hacerse en base a la inflación.

Y como la suba de precios está actualmente por encima del 46% interanual, los deudores reclamaban con insistencia al Gobierno que aplique un mecanismo de auxilio.

En 2020, el Gobierno dispuso por decreto que las cuotas de los créditos UVA no deben superar el 35% de los ingresos de deudores y codeudores.

También, estableció el congelamiento de las cuotas de este tipo de créditos hipotecarios con vigencia entre abril de 2020 y enero de 2021 por la crisis provocada por la pandemia. Para evitar saltos importantes en las cuotas, se aplicó un mecanismo de convergencia con vigencia entre febrero de 2021 y julio de 2022.

Ahora, se estableció un mecanismo de reaseguro, que obliga a los bancos privados a ofrecer facilidades a los deudores, siempre que las cuotas superen el 35% de los ingresos.

Tras los anuncios, el colectivo Hipotecados UVA expresó ayer en la red social Twitter que «el tope a la cuota no es una solución de fondo» y señaló la necesidad de «una ley justa respecto a la codicia de los bancos y el sistema financiero».

La semana pasada, la Comisión de Economía Nacional e Inversión del Senado comenzó a discutir dos proyectos de ley -de Julio Cobos y Mario Fiad- que proponen renegociar los contratos y regular las operaciones ante el incremento de la inflación.

De este modo, se buscan distintas soluciones para las 105 mil familias endeudas con el mecanismo de créditos hipotecarios UVA, que fueron lanzados en abril de 2017 durante la gestión de Mauricio Macri, copiando el sistema aplicado en Chile.

Los créditos se ajustan a través de la Unidad de Valor Adquisitivo (UVA), que evoluciona con la inflación medida por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) que calcula el Indec, con lo cual el impacto de las cuotas sobre los salarios de los deudores fue cada vez más alto.