28 febrero, 2024

El Banco Central busca aumentar sus reservas en 1.200 millones de dólares para cumplir con el FMI

El nuevo programa acordado con el FMI establece condiciones específicas para la acumulación de reservas hasta septiembre de 2024, fecha de finalización del Extended Fund Facility (EFE) iniciado en marzo de 2022.

Por Gabriel Rodriguez

El Banco Central de la República Argentina (BCRA), bajo la dirección de Santiago Bausili, se enfrenta al desafío de incrementar sus reservas en 1.200 millones de dólares en las próximas siete semanas para cumplir con los requerimientos del Fondo Monetario Internacional (FMI), a pesar de la acumulación de reservas que ha tenido lugar desde la devaluación ocurrida en diciembre.

El nuevo programa acordado con el FMI establece condiciones específicas para la acumulación de reservas hasta septiembre de 2024, fecha de finalización del Extended Fund Facility (EFE) iniciado en marzo de 2022. Además de la meta anual de acumular 10.000 millones de dólares en el primer año del mandato presidencial de Javier Milei, se establecen objetivos intermedios que varían según la estacionalidad y la dinámica cambiaria.

El segundo trimestre, coincidiendo con la liquidación de la cosecha de soja, representa el período de mayor abundancia de dólares en el BCRA, con un objetivo de acumulación de reservas de 9.200 millones de dólares más que en diciembre pasado. Sin embargo, el tercer trimestre permite cierto margen de pérdida de reservas, con una meta de acumulación de 6.000 millones de dólares para el 31 de marzo.

El desembolso del FMI por un total de 4.700 millones de dólares ha contribuido a esta meta, aunque una parte significativa se ha utilizado para el pago de vencimientos de deuda. Asimismo, parte de este desembolso está pendiente de devolución al Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), lo que añade complejidad al panorama financiero del país.

El cumplimiento de estas metas trimestrales no solo implica la acumulación de reservas, sino también la gestión eficiente de los desembolsos y pagos pendientes, en un contexto económico marcado por la volatilidad y la incertidumbre.