El diputado nacional y ex ministro de Planificación Federal del kirchnerismo Julio De Vido logró que el juez federal Julián Ercolini postergara una semana la indagatoria que debía prestar mañana en la causa por la que está preso el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime por la compra de material ferroviario inservible.

De Vido debía prestarse mañana en el cuarto piso de los tribunales de Comorodo Py 2002 pero solicitó una postergación a través de un escrito al que accedió DyN y en donde, además de defenderse, sostiene que Jaime actuaba con poder propio, por disposición del Poder Ejecutivo que encabezaba Nestor Kirchner.

Fuentes judiciales indicaron a esta agencia que el juez Ercolini fijo una nueva audiencia indagatoria para el miércoles 18 de mayo.

De Vido tiene varios frentes judiciales abiertos dado que tiene investigaciones abiertas por esta compra de material ferroviario en desuso o mal estado a España y Portugal, por su rol en la responsabilidad política de la tragedia de Once, y por enriquecimiento ilícito.

Precisamente, el viernes trascendió que el juez federal Luis Rodríguez había dispuesto a fines de abril un allanamiento a un departamento de la avenida Libertador a 2200, en Palermo, pero la defensa informó que actualmente allí reside el hoy diputado y por lo tanto lo protegían sus fueros parlamentarios.

De Vido también quedó imputado tras las declaraciones del valijero arrepentido Leonardo Fariña, en la causa por la ruta del dinero K, y desde el 2008 la diputada Elisa Carrió lo nombró en una denuncia por asociación ilícita contra el matrimonio Kirchner, funcionarios y empresarios amigos.

En la causa por la que está preso Jaime y su asesor Manuel Vázquez, desde el 2 de abril, el juez Ercolini también había imputado al sucesor de Jaime Juan Pablo Schiavi, y los empresarios Ignacio Soba Rojo y Ricardo Domingo Testuri.