18 mayo, 2024

Cuáles son los cambios más importantes de la Ley de Alquileres establecidos en el DNU de Milei

El presidente Javier Milei, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), derogó la Ley de Alquileres vigente y estableció una serie de modificaciones significativas en las normativas de locaciones de inmuebles para residencia.

Por Gabriel Rodriguez

El presidente Javier Milei, a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), derogó la Ley de Alquileres vigente y estableció una serie de modificaciones significativas en las normativas de locaciones de inmuebles para residencia. El abogado Sebastián Domínguez resumió los nueve puntos más destacados que marcarán un nuevo orden en el ámbito de los alquileres:

Contrato en cualquier moneda: Se permite la realización del contrato en cualquier moneda, otorgando flexibilidad a las partes involucradas.

Pago en la moneda pactada: El inquilino deberá realizar los pagos en la moneda acordada en el contrato, evitando cambios arbitrarios en la moneda de pago.

Inmutabilidad de la moneda pactada: Los jueces no podrán modificar la moneda estipulada en el contrato, asegurando la estabilidad de los acuerdos.

Actualización acordada: Se posibilita la negociación de cualquier tipo de actualización en los contratos de alquiler, brindando mayor libertad contractual.

Plazo del contrato: Se elimina el plazo mínimo del contrato, permitiendo acuerdos flexibles en cuanto a la duración de la locación.

Responsabilidad sobre mejoras: El locador ya no está obligado a pagar las mejoras introducidas por el locatario, a menos que exista un acuerdo específico en contrario.

Rescisión por incumplimiento: El locador puede rescindir el contrato por cualquier incumplimiento, no limitándose a las tres causales contempladas anteriormente.

Limitaciones en la rescisión por daños: El locatario no puede rescindir el contrato si el inmueble no queda apto para su uso y goce, si él mismo ha ocasionado el daño de manera directa o indirecta.

Resolución anticipada: El inquilino tiene la opción de resolver anticipadamente el contrato en cualquier momento pagando el 10% del monto de los alquileres hasta el fin del contrato, eliminando la espera de seis meses establecida previamente.

Estas reformas representan un cambio significativo en las normativas de alquileres, otorgando mayor flexibilidad y libertad a las partes involucradas en los contratos de locación de inmuebles para residencia.