25 abril, 2024

Coinciden en la necesidad de un acuerdo post elecciones

Al participar de manera virtual de la reunión del Consejo de las Américas, referentes del oficialismo y la oposición coincidieron en la necesidad de alcanzar un «acuerdo» después de las elecciones.

Por Alejo Pombo

Los principales dirigentes del Frente de Todos y de Juntos por el Cambio expusieron ayer en el Consejo de las Américas y coincidieron en la necesidad de un «gran acuerdo» entre partidos para después de las elecciones legislativas, a fin de superar la crisis económica que atraviesa el país.

El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa; y los precandidatos a diputados María Eugenia Vidal y Facundo Manes mostraron coincidencias en ese sentido, al participar de esta reunión anual que, por segunda vez consecutiva, se hizo por medios virtuales.

Durante su participación, Cafiero pidió pensar «la Argentina que se viene» y puso el foco en la recuperación económica del país a través de la construcción de consensos. Al respecto, se refirió a la necesidad de construir consensos políticos sostenibles en el tiempo: «Tenemos que poder ser parte de la generación que tuvo la astucia, la inteligencia y, sobre todo, el coraje de poder sentarse a una mesa con los que piensan distinto», sentenció.

Y agregó: «Debemos constituir consensos políticos para poner en pie una Argentina de bien. Queremos un país productivo, que genere empleo y que la generación de empleo haga reducir la pobreza».

«Tenemos que recuperar esos consensos que conquistamos el año pasado», sentenció el funcionario.

A su turno, Rodríguez Larreta llamó a terminar con «la grieta» y dijo que es necesario acordar políticas entre todos los sectores para salir de la crisis. «¿Si probamos alguna vez con sentarnos a dialogar entre todos?», subrayó el referente del PRO, para quien «las necesidades de la gente deben estar por encima de las grietas».

En este sentido, el mandatario porteño llamó a buscar consensos para que el país tenga «un plan a largo plazo» y poder «superar las mismas frustraciones de hace 50 años: la inflación, la pobreza, el deterioro de la educación, el cambio permanente de las reglas de juego».

Rodríguez Larreta señaló que los pilares para salir de la crisis deben ser «la transparencia y el respeto a la ley», tras sostener que muchos problemas del país «tienen que ver en los privilegios de algunos sectores».

Por su parte, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, hizo también un llamado al «consenso» en la dirigencia política para acordar después de las elecciones legislativas un programa de «sustentabilidad» de la deuda a largo plazo.

Massa pidió esta iniciativa para que los procesos de «crisis recurrentes no vuelvan a ocurrir en la Argentina» y «romper la idea de la pobreza cristalizada».

«A partir del 10 de diciembre tenemos que encontrar un mecanismo que nos permita acordar al menos 10 acuerdos básicos para el desarrollo de la Argentina en los próximos 20 años», afirmó el titular de la Cámara baja.

En tanto, la precandidata a diputada por la Ciudad de Juntos por el Cambio María Eugenia Vidal también se refirió a la propuesta de un «acuerdo» entre las distintas fuerzas políticas tras las elecciones de noviembre: «Acuerdos sí, pero no cualquier acuerdo», señaló.

La dirigente del PRO y ex gobernadora bonaerense consideró que los líderes políticos deben ponerse «de acuerdo sobre los temas difíciles» y señaló que no es «negociable la reforma institucional para favorecer al poder».

Vidal recordó que el gobierno planteó «dos reformas a la Justicia que le daban más poder al Ejecutivo», en alusión al proyecto de cambios en la procuración y la reforma judicial.

«Tenemos que acordar nuestras prioridades y nuestro sendero fiscal, pero no para un año o para dos», planteó Vidal ante los empresarios que la oían de modo virtual.

«Yo también creo en la necesidad de acuerdos para salir de este hámster en la rueda», apuntó entonces, pero dijo que hay temas «no negociables» en el medio.

«Hay límites a esos acuerdos y uno es la república y la independencia de poderes», subrayó, y agregó que «este país se construye con iniciativa privada y no sólo con el sector público».

El precandidato radical a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires dentro de Juntos Facundo Manes se manifestó en línea con lo pronunciado por el resto de los dirigentes.

«Ahora con urgencia la Argentina necesita un acuerdo que la estabilice y nos convoque a todos», planteó Manes, quien consideró que debería ser como la democracia, «un proyecto de todos los argentinos».

En su disertación, Manes pidió «dejar de debatir cómo repartir pobreza y generar riqueza» y para eso propuso una revolución del conocimiento porque es «el motor económico en la sociedad actual».

«No basta con una Ley del Conocimiento, ni medidas pequeñas y conservadores que mejoren un poquito lo que hay», sostuvo y pidió «invertir en capital humano, y formar a niños y adolescentes para siglo XXI».

«No hay destino para la Argentina aislada del mundo», señaló, al tiempo que remarcó la necesidad de «un sistema educativo de calidad, con inclusión e innovación, que vuelva a ser herramienta de progreso social».

«La gente no quiere planes, quiere trabajar», sostuvo Manes en su discurso, pero para eso instó a lograr que la economía argentina «sea competitiva a nivel global».

Durante la conferencia, también aludió a la iniciativa de un «acuerdo» interpartidario en la Argentina la senadora oficialista Anabel Fernández Sagasti, quien señaló que debe apuntar a resolver «los problemas estructurales de la Argentina».

«Luego de las elecciones los acuerdos tienen que ser la política que tengamos todos los dirigentes en virtud de lo que está demandando la sociedad», dijo la dirigente mendocina.

La titular del Partido Justicialista mendocino y vicepresidenta del bloque del Frente de Todos en el Senado, dijo que son necesarios «acuerdos que tiendan a resolver los problemas estructurales», a la luz de que «los países de ingresos bajos han los más afectados o más sufrieron las consecuencias de la pandemia» de coronavirus